Música en Twitch
Andres Calamaro

Recorriendo las versiones de Andrés Calamaro

Calamaro versionó a Pink Floyd, The Beatles o Bob Marley

Antes de hablar de Calamaro, decir que nunca he sido muy amigo de las versiones. Miento, pocas veces he considerado una versión mejor que la canción original. Al menos no a nivel emocional, ya que nadie como quien escribe su letra, pone los acordes o compone la melodía, va a conseguir transmitirla de igual o mejor manera.

Llegó a componer el álbum de rock más extenso de nuestro paísandres calamaro rock

Sin embargo, existen adaptaciones de gran calidad y gusto musical. Que en algunos casos descubren una cara, que el tema original no había mostrado aún, y que en otros, alcanzan una mezcla mágica gracias a la aportación del artista que la versiona. Uno de los artistas que más sabe del oficio de hacer canciones, músico prolífico y productivo en este arte, y no exento de calidad en su obra es Andrés Calamaro. Llegando a componer y publicar, el que hasta la fecha, es el álbum de estudio más extenso de rock en nuestro país: El Salmón (2000), con 103 canciones.

A lo largo de las siguientes líneas, recorreremos las diferentes versiones que el genio argentino ha realizado, de muchos otros artistas, a lo largo de los años. Valientes y atrevidas, respetuosas y formales, sobresalientes y apoteósicas, incluso cuestionables en algunos casos… hay para todos los gustos.

Una simple prueba para comprobar un micro, se convierte, bajo mi criterio, en su mejor versión

Corría el año 1996, en la última etapa de Los Rodríguez. La banda encabezada por Ariel Rot y el propio Calamaro grababan una poderosa versión acústica en directo de ‘That´s life’, del mismísimo Frank Sinatra. Idolatrado por sus componentes, llegó a ser el protagonista del tema que daba título a uno de los álbumes de Rot: Lo siento Frank (2003), feroz y sarcástica crítica del gusto musical de la sociedad contemporánea.

La versión de uno de los clásicos de Sinatra, se grabó para un programa de televisión en el año 1996,  pero no se publicó hasta el 2002, en el último recopilatorio, de uno de los mejores grupos de rock en castellano que se recuerdan.

Tras reanudar su carrera en solitario, después de seis años y cuatro álbumes con Los Rodriguez, Calamaro comienza la que es su época más dorada como compositor,  presentando sus mejores obras de estudio. En 1997 lanza al mercado Alta Suciedad, con himnos del pop-rock en castellano como Flaca o la que da título al disco. Dentro del single Crímenes Perfectos encontramos una adaptación de “Golden Slumbers”.

Canción original incluida en el Abbey Road(1969) de The Beatles. En formato nuevamente acústico, delicada a la vez que cruda  y con la voz rota del argentino, es sin duda, una de sus mejores, y más desconocidas de sus versiones. Disfrutad de la armónica que cierra el tema.

Durante la etapa previa a la grabación de Alta Suciedad (1997), Calamaro grababa prácticamente todo lo que se le pasaba por la mente. En su mayor recopilación discográfica, ‘Andrés. Obras incompletas’ (2009), David Bonilla relata cómo se había convertido en un “Demo Máster”.

Una de estas demos, grabada con simples loops y guitarras, es “Contigo”, del flaco Sabina. Respetuosa y formal versión de una canción de tal categoría.

En el año 1999, Calamaro tuvo el honor y privilegio de telonear, durante 8 shows en España, al tito Bob. Las actuaciones, de unos 45 minutos de duración contenían un tema de Dylan (Seven Days), y otro popularizado por Elvis y versionado por el de Minnesota en 1973. El rosarino relató cómo en uno de estos conciertos, Dylan se le acercó pare reconocer su trabajo, y comentarle lo mucho que le gustaba la interpretación que había hecho de “su” “Can´t help fall in love”. De maestro a maestro.

Llega el momento de ‘El Salmón’ (2009). Como he comentado anteriormente, el disco de estudio más extenso de la historia del rock en castellano. Criticado por muchos, pero otra gran obra del argentino. A pesar de su extensión, de la dudosa calidad sonora de muchas de sus canciones o de la temática o lírica de sus letras, el quíntuple álbum tras el que desapareció durante más de cuatro años desafió la lógica del mercado. Demostrando una vez más el carácter y personalidad del músico.

Entre las 103 canciones podemos encontrar varias versiones de The Beatles, The Rolling Stones, cantores latinoamericanos como Atahualpa Yupanqui, o compositores argentinos como Discépolo o Spinetta.

En esta ocasión rescatamos la versión de ‘Under my thumb’ de The Rolling Stone.

En este mismo disco, encontramos una de las versiones más arriesgadas y debatibles, en cuanto a enfoque sonoro se refiere, del bueno de Andrelo. Desde luego, no se le puede recriminar que no innovará en su versión de ‘No woman no cry’ (Vincent Ford).

El mayor himno del reggae, mundialmente conocido gracias a Bob Marley, comienza con una gran aportación vocal de Calamaro. Y un efecto megáfono, con el que, por segundos, alcanza magnitudes emocionantes. Tras la primera estrofa, y con la incógnita de como seguirá abordando este tema, comienzan a sonar bases de tecno programado. Al más puro estilo discotequero de los 90. Juzgad vosotros mismos:

Tras cuatro años sin grabar ni girar, en 2004 ve la luz ‘El cantante’. Un álbum de versiones de clásicos sudamericanos junto a tres nuevos temas. Grabado junto a músicos de la talla del Niño Josele, se convierte en uno de sus mejores discos, sobre todo en lo que a musicalidad se refiere. Disco que abre la puerta de la fase más crooner del argentino.

Un álbum del que es difícil escoger una versión. Apuesto por Volver, el tango de Gardel, que alcanza tintes épicos en la voz del Calamaro más cantor.

Con la caja recopilatoria Andrés. Obras incompletas (2009), que contiene grandes éxitos, colaboraciones, demos, directos y versiones se completa nuestro recorrido de hoy. Aunque publicadas en ese año, las siguientes versiones corresponden a diferentes momentos de la carrera de Calamaro.

‘Tomorrow Night’, estándar con los arreglos de Dylan, grabado en directo en 1997 en Buenos Aires. Con protagonismo del piano y la armónica, mostrando la calidad de sus compañeros de viaje con Gruingui Herrera en la guitarra eléctrica y Guille Martín en la acústica.

Sin fecha concreta de grabación, pero seguramente entre los años 2000 y 2003, descubrimos el cover de ‘Wish you were here‘ de Pink Floyd. Si tuviera que quedarme con una versión, sería esta, sin dudarlo. A la letra sumamente emotiva y la melodía que acaricia las entrañas, Andrés le suma un registro vocal que pone los pelos de punta. Acompañado por preciosos coros y una guitarra eléctrica demoledora.

Para cerrar este recorrido por las adaptaciones de grandes clásicos, por parte de El Salmón, os dejo con Helter Skelter. La que seguramente sea una de las canciones que más se acerca al hard-rock de The Beatles. Versión muy fiel a la original. Con gran protagonismo de las guitarras eléctricas y con la que os deseo feliz semana. Let´s Rock!!

Fotos: Web oficial: www.calamaro.com

Sobre Iñaki Molinos M

Paladeando la música desde mi primer recuerdo. Tratando hacer de mi devoción mi profesión. Información, opinión, crónicas en El Bostezo Universal. Puedes encontrarme en twitter o facebook (@elbuniversal)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te necesitamos

Ya sabes que covid y guerras han dejado a la cultura bastante jodida, y eso nos incluye a nosotros.

Por lo que aunque no nos guste pedir favores, Te Necesitamos.

Échanos un cable y recibe la nueva revista en formato Físico de Colección.

Hazte Productor 🤘