Beluga

Tiempo de Leones (Beluga): Entre un viaje sonoro y reflexivo

Aunque Beluga es, todavía, un tanto desconocido para el gran público, hace ya tiempo que ha conseguido hacerse un hueco entre los seguidores de la música indie por su sonido propio, un trabajo de producción exquisito y unas letras que trasladan al oyente a un profundo estado de reflexión personal. Además, aunque no fue hasta 2016 cuando se dieron a conocer formalmente por medio de su primer trabajo “Bumerán” cuentan con más de 100 conciertos a sus espaldas en salas y escenarios de toda España y con más de 8 años de existencia.

Este segundo trabajo, “Tiempo de Leones”, se desmarca de la primera obra al mezclar un estilo roquero agresivo con una gran cantidad de cambios de ritmo tanto en el bajo como en la voz. Por ello, aunque mantiene su apuesta por trasladarnos a paisajes oscuros y reivindicativos, “Tiempo de Leones” muestra un sonido mucho más propio y personal, en el que se combinan los riffs de guitarra y teclado con letras que llevan al oyente a un estado de reflexión interno.

Si bien, cada canción se desmarca de la anterior, este LP consigue jugar con las emociones del oyente hasta lograr en él un estado de catarsis. La primera canción del disco, “Te quiero enfermo”, con una introducción un poco estrambótica que continúa con un riff de guitarra muy potente. Un estribillo que cambia completamente de estilo que atrapa al oyente para hacer frente a las letras reivindicativas y críticas que se muestran a lo largo de todo el LP. Con “En el Nombre de la Naranja” la voz cobra una mayor presencia al optarse por un sonido mucho más ambiental. Con esto, se consigue que el mensaje que se transmite adquiera más importancia que los diferentes sonidos que conforman esta canción.

La mezcla de riffs roqueros con cambios de ritmo se mantiene en los siguientes dos temas “A 40 Grados” y “Tierra de Palmer” quienes, a su vez, dejan paso a “Del Barro más severo”, una bonita balada que te prepara para pasar a “Aprendiz de Leones”, la canción más lenta del disco. Si bien, esta canción es mucho más calmada que el resto, cuenta con una melodía preciosa que te atrapa hasta llevarte al estribillo más icónico de este LP. Tras este tema, que dota al disco de un rollo indie, con “Solo Eter”, “Detrás del Corazón” y la Gruiga se retoma la dinámica de rock inicial para no volver abandonarla. Estos tres últimos temas, si bien incitan a bailar y disfrutar, suponen la culminación del proceso reflexivo.

En definitiva, “Tiempo de Leones”, es un gran trabajo melódico y sonoro que te llevará a explorar tu “yo” más personal. Además, la apuesta por esos riffs agresivos de guitarra y teclado, unido a los sonidos oscuros característicos del grupo, hace de sus directos un valor seguro que desde luego no te dejará indiferente.

Sobre Ivan Jiménez González

¿Te gustaría darnos tu opinión o aportar algún comentario?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *