Vuelve Boni – Réquiem por el mundo

Tras su debut en solitario con Incandescente (2015), Boni vuelve a los ruedos con Réquiem por el mundo.

Publicado el pasado febrero, Réquiem por el mundo consta de diez temas arrolladores con melodías dinámicas y pegadizas y letras sugerentes que invitan a una escucha del tirón desde su corte inicial y primer sencillo del álbum, “Lobo malherido”.

Con un principio eléctrico y casi narrativo, nos adelanta las “marcas de fuego en los escritos” que Boni está por mostrarnos a lo largo de todo el trabajo. Cuenta con un sonido contundente y un ritmo muy marcado que gana fuerza según se acerca el estribillo.

En la misma línea temática de heridas y cicatrices le sigue “El erizo”, tema con un color muy especial. Su lírica, obra del bandolero Kutxi Romero, se ve enriquecida por una fusión de ásperas voces y guitarras, ya que cuenta con la colaboración del de Berriozar en el estribillo y los coros, y un característico solo de guitarra del maestro Rosendo hacia la mitad.

“Sé que lo hiciste bien, pero no entiendo que fuera tan duro ayer y hoy no tengas premio” empieza el estribillo de “De hierro tu coraza”, un enérgico tercer corte dedicado a aquellas mujeres que “en otros tiempos” y “días tan inciertos” “le echaron valor” y “aprendieron a decir que no”.

Más rocanrolera es “Chulo”: eléctrica, fresca y rápida, y con – de nuevo – la colaboración de Kutxi Romero invita al que la escucha a crecer en intensidad a la par que lo hace el disco.

Con un ritmo más tranquilo mezcla de guitarra y bajo comienza “La trinchera”. Con tintes vitalistas en su letra, la canción se anima con un solo de guitarra en la parte central y se agiliza tras el último estribillo.

Esclavitud es un canto por y para la libertad, cuyo texto, leído sin música, llega a estremecer

Una guitarra veloz y divertida da comienzo a “Con razón corazón”. En este tema, además, encontramos la tercera colaboración del disco: Pedro Fernández Razkin, de La Fuga completa el trío de ases sumándose a la canción en la segunda estrofa y haciendo del tema una delicatesen sonora.

“En su boca como el hielo” es una crítica directa a la corrupción. Muy guitarrera y muy marcada rítmicamente desde la batería, con redobles y baquetazos contundentes.

Tras la tormenta llega la calma. Como pasara en Incandescente, nos pilla por sorpresa el drástico cambio de revoluciones, ya que en “Esclavitud” Boni opta por un registro más calmado y un comienzo más acústico. Plagado de crudeza y denuncia social, “Esclavitud” es un canto por y para la libertad, cuyo texto, leído sin música, llega a estremecer.

Con “Legajos” vuelve la caña, y nos devuelve a un Boni tan potente y agresivo como la base que marca el ritmo de la canción.

La despedida viene de la mano del tema que da título al álbum: “Réquiem por el mundo”. De letra directa y rotunda, encontramos otro ejemplo de canción protesta que narra una realidad: “El mundo está loco”

En definitiva: variedad en las letras, guitarra eléctrica como protagonista, vivacidad y mala leche.

Para quienes deseamos ansiosamente ver cómo gana en directo, la gira presentación ya ha arrancado y tiene varias fechas confirmadas. Más información en su sitio oficial y su página de Facebook.

Sobre Maire Morrigan

Nacida en los 80 en un barrio conflictivo, crecí entre bakalas y boy-bands en los 90. En el 2000, me regalaron una cinta de cassette con “A golpes de rock and roll” en la cara A y "Revolcón" en la B. Fue mi primer pico. No he dejado de chutarme rock desde entonces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *