https://bit.ly/rockentwitch
Imagen de Apmusicales.com

Brisa Fenoy: “Sentí vértigo cuando dejé Universal”

Decir Brisa es decir libertad. Estudió psicología, fue modelo y estuvo en la cumbre del mainstream, camino que abandonó para continuar un proyecto independiente. Ahora quiere comenzar a despojarse de la etiqueta de reggaetonera feminista buscando nuevas sonoridades. Aun así, uno sus mensajes preferidos sigue siendo el mismo: cambiar mujeres florero por mujeres florecidas.

Para continuar su camino está trabajando en su primer LP, Amor o poder, trabajo que está catalogado dentro de una trilogía que engloba la publicación de un libro y también un documental. Desde su casa en Algeciras nos atiende Brisa rodeada de sus sobrinos y sus perretes.

Hola, Brisa. ¿Cómo estás? Estás colocada en el imaginario colectivo de la gente como la “reguetonera feminista”, ¿te gusta esta etiqueta? Porque en tus sonidos se mezcla mucho más que reggaetón y en tu último single, Quítame, se aprecia una evolución hacia un sonido diferente.

Hasta ahora lo que he intentado hacer es mainstream con contenido, y ha sido como querer colar un caballo de Troya en la industria. Lo hice porque pensaba que el mensaje llegaría a más personas desde este medio. En el ámbito más independiente la gente ya está más concienciada, entonces para llegar con este mensaje a la masa pensaba que, con una música más fácil, más chicle, las canciones llegarían a más personas.

En cuanto a la etiqueta, es cierto que hasta ahora, musicalmente hablando, no he ofrecido una propuesta innovadora en el mercado. Sí en el contenido, pero no en el vestido. Por lo que ya se puede comprobar en Quítame este cambio de etiqueta que hablamos, con sonidos más orgánicos. Entonces a partir de aquí hay una búsqueda de sonido en el ámbito independiente que podré desarrollar a mi manera, puesto que ahora soy la dueña de mi propio proyecto.

Este proyecto se divide en tres partes. Por un lado, el cinco de marzo sale mi primer álbum, Amor o poder, donde explico todo lo que he dicho antes sobre mi paso por la industria. Además, estará compuesto de canciones que ya he sacado y algunas inéditas. La segunda parte es el libro ya publicado, titulado de la misma manera. La tercera parte complementará de manera visual todo este círculo. Será un documental realizado por Apátrida Producciones, que es una productora creada por mí y por mi pareja. En el documental se explica cada videoclip, las conexiones entre las canciones y el desarrollo conceptual del disco. También hablo de mi comienzo de carrera y porqué he decidido ser independiente. Seguramente será subido a una plataforma de pago que aún está por decidir.

Para mí ser dueña de todo esto es muy importante porque para mí ser artista es un trabajo más artesanal y orgánico que lo que me ofrecían. No quiero juzgar a nadie porque me parece increíble el trabajo de muchas personas y, al final, las multinacionales también son eso: personas. Pero sentía que yo no encajaba del todo y que no apoyaban el trabajo que yo quiero realizar.

Decidí irme, pedir la carta de libertad y justo sobre esto va mi álbum. Trata sobre porqué yo he hecho esta música mainstream con contenido y cómo he dado cuenta de que solo voy a llegar a la masa si teniendo un inversor o músculo financiero para llegar.

En definitiva, ha estado guay el experimento, pero ahora quiero otra cosa.

Te he escuchado en acústico por Instagram y, aparte de ser pianista, se nota que hay mucho trabajo musical previo más allá de las producciones.

Sí, he estudiado en el conservatorio y llevo estudiando también producción musical desde que tengo 18 años. La verdad es que el trabajo de producción y creación de canciones es el que más me motiva. Toco el piano decentemente y también me ayuda para componer desde ahí.

“A mí toda canción me nace desde el sentir y nunca ninguna causa de ningún partido político ha sido influencia en mi creación”

El otro día hablando con Muerdo estuvimos hablando como sobre ciertos sectores políticos usan a los artistas como voceros de sus causas. ¿Te has sentido así alguna vez? Si fuese así, ¿crees que este hecho ha podido chocar con tu libertad creativa como artista?

A mí toda canción me nace desde el sentir y nunca ninguna causa de ningún partido político ha sido influencia en mi creación. Es cierto que posteriormente a las obras desde algunos sectores se han puesto en contacto conmigo para usar canciones mías, pero yo siempre he querido sentir mi obra libre de toda connotación política. Siento que desde todos lados es la misma historia y también que dentro de todas las corrientes y en todos los lugares hay buenas personas.

Hablando de la industria, C. Tangana se ha colado en el mainstream con un mensaje propio, pero lo ha hecho a través de la creación de un personaje. Este es un debate grande dentro de la industria, pues la posición que adopta uno como artista frente a este tema, el marketing que prepara y el mensaje que tiene parece algo relevante. ¿Qué tiene Brisa Fenoy de personaje artístico?

Yo soy lo que soy y digo lo que digo. No estoy preparándome nada más allá de lo artístico. No tengo nadie que me haga discursos y que me prepare estrategias de marketing.

Él llevaba labrándose profesionalmente una carrera desde diez años antes y mientras yo entré de nuevas, sin saber nada creyendo que podía cambiar el mundo con mi mainstream con contenido. Ahí me di cuenta de que me iban a etiquetar como “Brisa, la compositora de Lo Malo”.

Entiendo que la discográfica quisiera meterme en ese camino, yo amo esa canción, pero no es donde yo quiero colocarme como artista en el imaginario de la gente. Lo ellos me ofrecían no me convencía a mí ni a ellos lo que yo les proponía. Saqué tres canciones en dos años y al final acabé tomando la decisión de pedir la carta de libertad.

Yo creía que todo se hacía desde una discográfica y que era imposible tomar un camino independiente. Estas creencias me estaban limitando y haciendo más pequeña a la Brisa persona, que es la misma que la Brisa artista.

He desgranado la tipología de tus canciones en cuatro: feminismo, manipulación informativa, denuncia social y crecimiento personal. ¿Crees que hay algún tema que te haya perjudicado?

Me gusta esa clasificación que has hecho porque desgrana perfectamente cada tema que toco y me gustaría que los clasificáramos juntos. Creo que en feminismo podríamos incluir Lo malo, Flores de colores, Free, Santos ovarios y Ella. En manipulación informativa, Fake y Fábricas de miedo. Luego en denuncia social incluiremos Jericó, Apátrida, Generación y Gula. Y para terminar con crecimiento personal, Parriba, Tres minutos, Muévete y mi nuevo single, Quítame.

Creo que refleja perfectamente quién soy y todo trabajo que he hecho ha sido con la intención de informar y concienciar a la población sobre cómo veo yo el mundo. Es cierto que ha habido temas que han funcionado mejor que otros, pero esto refleja lo que expuse antes. No hay marketing, solo soy yo contando mi verdad al mundo. Por supuesto esta verdad no es la única que existe.

“Mi ejercicio más fuerte es ser consciente de mí misma y saber cuándo me estoy poniendo bien o mal”

¿Qué tal llevas la exposición y todo el revuelo que se está formando a tu alrededor?

Independientemente de lo que piense cada uno, creo que es necesario parar para reflexionar. Siento que hay una creciente corriente de desacreditación hacia las personas por tener un pensamiento diferente. Creo que hay mucha crispación y que no se puede tener un debate sano en un ambiente relajado. Siempre hay insultos y malas formas y eso te mata lentamente.

La verdad es que el confinamiento me ha ayudado mucho y ha sido también un cambio grande con todo esto de la pandemia. No digo que todo sea verdad ni que todo sea mentira, pero es que hay tanta confusión que ya no sabemos la realidad de lo que está pasando. Siento que, sea lo que sea todo este virus, sólo vemos la puntita del iceberg y somos meros títeres sin capacidad de reacción que seguimos alimentando el sistema.

Cada uno debe tener la capacidad crítica para decidir y discernir sobre qué te están vendiendo y qué quieres comprar tú como receptor. Y no me refiero sólo al consumo material, también al informativo. Teniendo una población dormida es mucho más fácil colar cualquier tipo de mensaje.

¿En qué ha cambiado Brisa en los últimos meses?

Simplemente un día te da un “click” en el cerebro y empiezas a ver las cosas desde otra perspectiva. Esto me ha llevado a un cambio profundo en los hábitos de información, consumo y también a plantearme el hecho de vivir de otra manera. Por ejemplo, me gusta mucho comprar ropa de segunda mano y meditar. Como dije antes, creo que se está perdiendo la reflexión a favor de la inmediatez. Eso a veces genera mucho miedo a la hora de hablar y esto es algo que combatir día a día.

En tu charla TED hablas sobre relaciones tóxicas y miedos. Ahora que has nombrado el tema me gustaría preguntarte cómo combates esto en tu día a día.

Me encanta esta pregunta y también hablo de este tema con más profundidad en mi libro, Amor o Poder. Mi ejercicio más fuerte es ser consciente de mí misma, ser consciente y saber si me estoy poniendo bien o mal. Esto ya me parece muy difícil de sabernos reconocer. Pues bien, cuando siento que ya hay algo mal en mí yo rápidamente lo etiqueto como miedo. En el libro a esto se le llama poder, pero la realidad es que el poder viene del miedo. Trabajo para cambiar los pensamientos a través de la meditación, respiraciones y calma para los pensamientos. Así trabajo mucho la ansiedad y los miedos.

Por ejemplo, cuando terminé con universal tuve momentos de vértigo y duda. Me apoyé mucho en mi pareja y él me ha ayudado mucho a no tener que enfrentar sola todo lo que supone empezar un proyecto independiente. Ser productora, prensa, directora creativa, contable… es una movida enorme. Por ejemplo, mi padre me ayuda porque dice que es militante mío. Él era profesor y siempre tuvo el sueño de cambiar la sociedad. Ahora está contento porque compartimos el mismo mensaje solo que él no tuvo la suerte de tener la exposición que yo estoy teniendo.

Tengo mucha suerte de tener personas cerca que me están ayudando en lo que hago.

Con esta intención de colar un mensaje diferente en un contexto mainstream nace “Lo malo”. ¿Qué otro mensaje quiere enviar Brisa?

Al final yo lo veo de una manera holística. Hay personas que ven el feminismo por un lugar, el animalismo por otro, el calentamiento global…yo siempre digo que yo no solo soy feminista sino también humanista. Creo en el poder del ser humano por encima de cualquier cosa y esto que engloba a todos los géneros: seres humanos, animales, plantas, la protección del medio ambiente… Todo. Ese es mi reto y el mensaje que quiero transmitir a mis oyentes.

Para cerrar, hay un juego que venimos haciendo. En la última entrevista, Pascual Cantero «Muerdo» nos dejó este concepto para que tú lo expresaras: “Espiral del silencio”. ¿Qué te sugiere? ¿Me dejarías otro para el siguiente invitado?

Pues que el silencio, el vacío y la nada son una espiral de creación desde donde parte todo. La nada y la creación están totalmente ligados, aunque parezca contradictorio. Es desde el silencio donde surgen las mejores ideas. La espiral del silencio te conecta a ti.

Muchas gracias Brisa, tu concepto aparecerá en la siguiente entrevista.

 

Sobre Jorge Campos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *