Complicada Senzillez

COMPLICADA SENZILLEZ EN DIRECTO

Los tiempos están cambiando. Antes una estrella del rock vendía mil millones de discos, que eran los que le pagaban la mansión hecha de oro macizo, y salía de gira como añadido, para sentirse arropado por la gente, o para tomar impulso a la hora de componer el siguiente álbum, que financiara la piscina llena de champán y la fuente natural de la que manaba vino gran reserva. Hoy en día los grupos sacan discos para regalarlos, o dejarlos a un precio por debajo de coste, porque donde realmente se revalidan es sobre las tablas. Tiene una parte buena, y es que si sabes lo que te haces puedes medirte con bandas más grandes, más antiguas o más prestigiosas que tú, pero la realidad es que muchas veces te enfrentas con un muro muy difícil de rebasar. Lo bueno es que, aunque sea un enlace en youtube, ahí queda un trabajo bien hecho. He dicho. Un, deux, trois… ¡Al turrón!

Se lo diré a papá. ¿He dicho ya que me encantan las canciones fronterizas? El cerebro es un músculo, y si no lo entrenas, se te queda blandurrio. Pues hala, a devanarme los sesos. ¿Cómo defino esta canción? Me trae a la mente a Bruce Springsteen con la E Street band, cuando en directo saca los pesos pesados y el saxofón corta el viento, pero tengo la sensación de estar escuchando guitarras más rockeras. En cuanto a la letra… creo que es una inmensa parida disfrazada de cancioncilla de radio-fórmula. ¿Le vas a contar a papá lo que has hecho en la parte trasera de un coche? ¿Soy el único que piensa en americanadas universitarias?

Cuantas veces. Esto va a un rock más clásico, sin tanta distorsión. La voz principal tiene toques pop, y mientras una guitarra puntea, el resto llevan el peso melódico de la canción. Muy complicado de encasillar. Digamos un poco de Oasis con otro poquito del Boss y una batería a lo M-Clan.

Quiero. Quitamos la distorsión y las guitarras suenan entre The White Stripes en I just don’t know what to do with myself y los primeros compases de About a girl, de Nirvana. Igual es que llevo unas semanas muy chocho con el difunto Kurt Cobain, pero creo que su influencia en la música del siglo XXI es impagable. A tramos la canción parece a punto de arrancar con distorsión, a quemar combustible, pero se queda en una especie de balada eléctrica. Reducir el tempo con la distorsión a tope le da un color diferente a la canción.

Me trae a la mente a Bruce Springsteen con la E Street Band

Estrella del rock. Como dijo Krusty el payaso: ¡Estas son las reuniones que me gustan! Batería a buen ritmo, guitarras animosas, un punteo un poco psicodélico… la voz encajada al milímetro en esa galopada hacia el atardecer y una letra que trae a la mente al club de los 27 (Hendrix, Joplin, el propio Cobain…) Sin lugar a dudas, y siguiendo con ese todo desenfadado que tiene la banda, la mejor canción del directo.

Reina de la noche. Cada vez que oigo un título de canción parecido, me acuerdo de los doble V y dan ganas de gritar, me llaman el rey de las cantinas. Influencia innegable de la Credence Clearwater Revival en Bad Moon Rising, aunque han derivado a un rock de los primeros tiempos, quiero decir un rock a lo Elvis, a lo Jailhouse Rock. Me recuerdan a mis amigos de Dr. Trotski y su saxofonista Gabi. Siempre había sido un purista del rock (batería, bajo y guitarra, como mucho dos guitarras) pero reconozco que a medida que he ido ampliando el círculo, los instrumentos de viento (en este caso saxofón, pero hasta gaitas he llegado a oír) hacen que la canción suba varios enteros.

Complicada Sencillez

Besar y conquistar. Y se nos escapan estos chicos como agua entre los dedos. Veinte minutitos en seis canciones, que habrá costado un montón de esfuerzo traer del platónico mundo de las ideas al mundo material. Esta es yo creo la más comercial. Suena un poco a estos grupos que se ponen la etiqueta de rock en minúscula, con una chapita muy pequeña, que llenan las listas de los más vendidos. La letra en esa línea romántico-satírica con las que nos obsequia esta banda, aunque en esta ocasión dejan de lado lo satírico para centrarse en lo romántico.

En resumidas cuentas, un ratito muy entretenido de mano de una de esas bandas que están en una segunda o tercera línea. Esperemos que puedan salir al frente, pasito a paso, y tomar un poco más de protagonismo, de presencia ante los focos.

Y antes de despedirme, los enlaces:

https://www.youtube.com/channel/UC72RcOCkQfW6uCk4y81xyEg

https://www.facebook.com/csenzillez/

 

Sobre Teodoro Balmaseda

Escritor de ficción y crítico desde la admiración. Si te gustan mis reseñas, prueba 'Buscando oro' en tu librería o ebook.

¿Te gustaría darnos tu opinión o aportar algún comentario?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *