Entrevista bandas de rock

Crónica | La M.O.D.A. en Muelle 12

Reportaje fotográfico: @esthernudo_

Viviendo en un continuo invierno, verano, invierno, verano; hoy, con 26º de temperatura, el verano llegó a Alicante y da igual cuando se vaya porque como canta la MODA no buscaré otra playa. Son las siete de la tarde, no hay ninguna nube, pero sí alguna ola; y solo el mar parece en calma. El buen tiempo persiste, siempre hay una luz, no se va; vamos a enseñarle al sol cómo se toma una curva.

Todavía tenía esperanzas en la primavera y en vernos reír, pero no, ya no volverá, era de la primavera; no, ya no volverá. Al son de los versos el septeto acústico español con influencias blues, folk, rock & roll y punk procedente de Burgos consigue hacer vibrar al multitudinario público.

Ha pasado mucho tiempo, ven a revivir la realidad. Ya están aquí los héroes de cualquier generación, ‘La Maravillosa Orquesta del Alcohol’, dando comienzo a su gira. Van a intentarlo una vez; ellos son distintos, son honrados. ¿Quién es suficientemente joven y valiente para soportar el peso de empezar?

Abre bien los ojos si les ves llegar vistiendo su famosa camiseta de tirantes blanca. Aparecen los siete miembros de la banda: Alvar de Pablo (saxofón, clarinete y coros), Caleb Melguizo (batería y percusiones), Joselito Maravillas ‘El reverendo del blues’ (acordeón y coros), Jorge Juan Mariscal (bajo), David Ruiz (voz y guitarra), Jacobo Naya (teclado, percusiones, banjo y guitarra) y Nacho Mur (guitarra). Se oye vibrar a la mar, el público estalla de emoción; gritos y aplausos suenan sin cesar e incluso se escucha una propuesta de matrimonio hacia miembros de la banda. ‘93 Compases’, primera canción del nuevo álbum ‘Ninguna Ola’ da inicio al concierto en el escenario de Muelle 12.

Después de tanto tiempo sin conciertos, seguimos siendo insomnes volviendo a creer, en un espacio virtual donde vuelan las gaviotas. Se oyen manos tendidas que acompañan a las canciones y suenan las voces de la gente al compás de los himnos de domingo. El repertorio, formado por novedades, también reserva su sitio a canciones clásicas de álbumes pasados, primerizos.

Todo el gentío, vigilado por los encargados de seguridad del evento, permanece sentado, pero con ganas de saltar. Estar aquí hace pensar en el desarraigo y en lo difícil que es vivir rodeado sin poder reconocer un rostro familiar. Este lugar enseña que cada persona lleva una ciudad en ella y algunos días los ojos devuelven fe en la humanidad. Todo ser viviente está en el campo de batalla, somos víctimas del miedo y solo espero que el que sufre, sufra menos. Mejor ve acostumbrándote al calor del tacto de tu nueva máscara, respirar no vale de nada.

El momento crucial es ahora, al final del final, donde ya no llega el mar. Comienza a sonar la melodía de ‘Los héroes del Sábado’, el público y La M.O.D.A. cantan al unísono, van viajando con el viento. Morirán en el intento por salir de la ciudad, nadie quiere despedirse, ni los pájaros del nido, ni los pétalos de tulipán que ahora flotan en el río. Lo difícil es decir adiós. ¿Quién cuenta los suspiros para ver cuál es el último?

VOLVERÉ EN 5 MINUTOS…, Y NO SÉ SI ES LA ÚLTIMA VEZ

Galería de fotos del concierto:

 

Sobre Esther González Román

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *