Entrevista bandas de rock
El grupo Måneskin se alzó con el triunfo tras una agónica votación — EBU / Thomas Hanses

De Lordi a Måneskin: El largo camino del rock en Eurovisión

Italia vuelve a ganar 30 años después con la canción Zitti e Buoni, una propuesta de rock clásico que cautivó al público del eurofestival

El rock y Eurovisión tradicionalmente no se han llevado muy bien. Generalmente, las canciones de este género no suelen triunfar entre el público eurofán, y para los adeptos del rock, Eurovisión es considerado un evento para música pop y divas de ventilador que además, desde 1999, no permite música en directo. Según Javier Hualde, periodista de Rock FM, este puede ser un aliciente más para que el género no termine de casar con un festival que hasta hace poco más de quince años carecía de propuestas rockeras, mientras que el pop y la música disco eran muy habituales.

Enla década de 1950 nace en Estados Unidos el rock, un estilo resultante de la mezcla de otros géneros de la época, caracterizado por contar principalmente con guitarra eléctrica, bajo y batería. El Rock and Roll se extendió rápidamente por Europa, con epicentro en Reino Unido. Fue también en esta década, concretamente en el año 1956, cuando el Festival de Eurovisión vio la luz por primera vez. Ya en la primera edición, Alemania participó con una canción Rock’n Roll que podría recordar al mismísimo Elvis Presley.

Desde entonces, hasta los 70 no se volvió a ver en Eurovisión nada parecido al rock de la época, siendo Reino Unido la cuna del género en Europa con los Beatles como referentes. Lo cierto es que los de Liverpool han tenido una relación indirecta con el festival, pues las propuestas de la BBC a lo largo de la década estaban claramente influenciadas por su música. El Mirror recogía en 2015 unas declaraciones de Brian May, guitarrista de Queen, que de joven se preguntaba: “¿Por qué los Beatles no presentan allí sus canciones y se llevan todos los premios?”.

Ya en la primera edición, Alemania participó con una canción Rock’n Roll que podría recordar al mismísimo Elvis Presley

En los 80 y 90, la presencia rockera en Eurovisión es residual, coincidiendo con la peor etapa del festival. Así lo ven Miguel Heras, del podcast Euromovidas, y Maika Barbero, candidata a representar a España en 2017 con Momento Crítico. Ambos concuerdan que aquel festival no era un reflejo del panorama musical que había fuera.

Con la llegada del nuevo siglo las cosas cambian. En 2004, Eurovisión abre la puerta a un nuevo festival con semifinales que puede acoger a mayor cantidad de países y, por lo tanto, más diversidad. Para los compañeros de Euromovidas, el punto de inflexión ocurre en 2005. Ese año compiten en el festival seis canciones rock muy distintas entre sí, entre las que destacan Suiza, representada por el grupo Vanilla Ninja, completamente femenino, y Noruega, con Wig Wam y su estética similar a Kiss. Estos demostraron que “si te vistes bien y montas un buen show, vas a gustar a la gente”, según Luis Mesa, de Euromovidas.

Hard Rock…¡Hallelujah!

Lordi cautivó a Europa en 2006 con sus particulares atuendos — EBU / Thomas Hanses

En 2006, Finlandia es representada en Atenas por un grupo de criaturas diabólicas que cantan a los ángeles del Rock and Roll. La canción arrasa en las votaciones y consiguen la primera victoria del país. Miguel Heras recuerda que en Suomi hay un idilio entre el rock y Eurovisión que se remonta al 2000, cuando Nightwish alcanza el tercer lugar en su preselección. Para Javier Hualde la puesta en escena fue “un movimiento muy inteligente” por parte del grupo Lordi, que fue capaz de “generar un auténtico impacto en el espectador”.

La victoria nórdica abrió la puerta a que muchos países se atrevieran a probar con distintos estilos de rock que obtuvieron resultados de todos los colores. Hanna Pakarinen fue la anfitriona en la edición de 2007 con una canción al más puro estilo Evanescence, y Turquía se llevó la plata en 2010 con un rock alternativo y una puesta en escena rompedora. Durante la última década, el festival ha visto pasar canciones rock con mejores o peores resultados. También ha contado con la presencia de leyendas como Bonnie Tyler, representando a Reino Unido, o Tony Iommi, guitarrista de Black Sabbath, que compuso la canción de Armenia en 2013.

Miguel Heras recuerda que en Suomi hay un idilio entre rock y Eurovisión que se remonta al 2000, con el tercer lugar de Nightwish en su preselección

Este 2021 ha sido el año de la reconciliación entre el rock y Eurovisión. La victoria de Måneskin representando a Italia supone un hito en la historia del festival, que presenció por segunda vez un triunfo de un tema rock. La banda arrasó en el voto del público, lo que sumado al cuarto lugar obtenido en el jurado, otorgó a la canción Zitti e Buoni el micrófono de cristal en Rotterdam. Måneskin se convierte en la primera banda en ganar el festival desde que en 2006 lo hiciera precisamente Lordi.

La otra alegría rockera en esta edición la dio Finlandia, como no podía ser de otra manera. El grupo Blind Channel alcanzó la sexta posición tras ser la cuarta canción más votada por el público. Miguel Heras hablaba sobre la tendencia de los eurofans de hacer paquetes de canciones similares: “Este año ha ocurrido con Italia y Finlandia, que pese a ser del mismo género, son muy distintas entre sí”. Los resultados demostraron que dos canciones del mismo estilo pueden convivir e incluso pelear ambas por los puestos altos.

El curioso caso de España

Remedios Amaya quedó en último lugar en Múnich 1983 — Archivo RTVE

España participó por primera vez en Eurovisión el año 1961, con Conchita Bautista. Desde entonces, RTVE ha estado presente ininterrumpidamente hasta hoy, sin haber presentado nunca una candidatura de estilo rock. Maika y Javier Hualde coinciden en que España no es un país con una gran tradición rockera, algo que sí ocurre por ejemplo en los países del norte de Europa. En los 80 existían en España varios nombres con cierto prestigio, pero como indica Maika, “los grupos que estaban en la cima no se iban a arriesgar yendo a Eurovisión”. Para Luis Mesa, el lado más rockero de España en el festival se ve en 1983 con la candidatura de Remedios Amaya, cuyo arreglo es “prácticamente rock andaluz, muy similar a lo que hacen grupos de este estilo como Triana o Medina Azahara”.

¿Se atreverá España a presentar una candidatura rock en Eurovisión? Lo cierto es que ha habido varios atisbos, como la candidatura de Maika en Objetivo Eurovisión 2017. También en 2015, cuando Mägo de Oz se ofreció a representar a España, a pesar de haber criticado al festival seis años antes. Dos años después fue el grupo Saurom quien mostró su interés en una entrevista con Eurovision-Spain. Desde Euromovidas lo ven difícil, ya que, como afirma Luis Mesa, “si el rock no suena en las principales radios musicales, las discográficas tampoco lo ofrecerán a RTVE”.

Luis Mesa: “El arreglo de Remedios Amaya es prácticamente rock andaluz, muy similar a lo que hacen grupos como Triana o Medina Azahara”

La victoria de Måneskin podría abrir la puerta a una nueva revolución rockera en Eurovisión, como ya ocurriera en 2007 tras el triunfo de Lordi. En 2019, tras recibir el micrófono de cristal en Tel Aviv, Duncan Laurence pronunció unas palabras que se convirtieron en uno de los lemas de la última edición: “Music First”. Este año será Damiano David, vocalista de Måneskin, quien pase a la historia del festival por su “Rock’n Roll never dies”.

 

Sobre David Gozálvez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *