Música en Twitch

Crónica | Deskarte | 20.10.2018

A finales de septiembre La Tasquita de Leganés colgaba en Facebook el cartel de “Se cierra” en lo que a su ciclo de conciertos se refiere con la programación de los 20 conciertos que clausurarán esta etapa a lo largo de los meses de octubre y noviembre.

El pasado sábado les tocó caldear el ambiente a Deskarte, y yo que tuve un flechazo con ellos en el A Cop de Rock Fest no podía perderme la penúltima fecha de su gira de 2018.

Programado un minuto antes de la hora bruja, los madrileños se hicieron de rogar brevemente mientras un público que iba llegado tímidamente, y contaba con una importante cantidad de amigos y habituales, empezó a aglutinarse frente al escenario cerveza en mano.

Deskarte saltó al escenario bajo los acordes de “Me vuelo”, tema enérgico y de buenos riffs que forma parte de su primer retoño Para que tiemblen tus pestañas (2013). Y una vez en materia, las anécdotas no se hicieron esperar: en mitad del tema la cuerda número 3 del bajo de Jabi se rebeló, dando pie a un breve interludio de bromas y risas post-arranque del concierto.

Tick en el anecdotario del día marcado y cuerda díscola repuesta, el concierto continuó con “La noche muere” y “Necesito”, ambos temas con una fuerte presencia guitarrera que los Deskarte enlazaron, encarrilando así la intensidad del concierto y el calor del ambiente.

Sonaron a continuación “Ganando batallas” y “El cofre de los sueños”, tema que con Javi a la armónica marcaba el momento romántico de la velada, y al que seguiría “Tanto tiempo”, de melodías más aceleradas y contenido más intenso para así llegar al ecuador del concierto con “Domingos de tijera” y “El tango”, canción en la se presentó a la formación y en la que Sergio, por primera vez por latitudes madrileñas tras unirse a la banda en julio de este año, hizo las delicias del público con su solo de guitarra, dejando claro que es un guitarrista con clase, rodaje y un animal de directo.

Concluidas las presentaciones, Deskarte mantuvo la tónica de intensidad intacta que caracterizó toda la velada, y no dieron tregua ni respiro; la consecución del arsenal formado por “La llamada”, “Querer no es poder” y “Deskarte” fueron el puente perfecto para dar pie a una de las canciones más álgidas de la noche, “Estatuas de sal”, que a su vez nos introdujo en la recta final con “El lado equivocado” para poner el punto y aparte a un sábado divertido y de rock a todo volumen con “A punto de explotar”, un bombazo en el que la banda unió fuerzas con un encuentro de cuerdas y ruido y dio por concluido el concierto. Ovación cerrada.

Deskarte

Deskarte, sembrados y contundentes, defendieron un repertorio tremendo, repleto de buenos temas y perfectamente urdido y perfilado. Mantuvieron al público en pie y motivado coreando todos y cada uno de los temas que iban cayendo desde el principio hasta el final. Sin duda alguna este concierto ha sido como un menú degustación de lo que se nos vendrá encima en su último concierto de 2018 el próximo 14 de diciembre en el conocido Gruta 77.

Las entradas se han puesto hoy a la venta en Entradium con las primeras unidades en promoción a 5€. ¡No dejéis que os lo cuenten!

Sobre Maire Morrigan

Nacida en los 80 en un barrio conflictivo, crecí entre bakalas y boy-bands en los 90. En el 2000, me regalaron una cinta de cassette con “A golpes de rock and roll” en la cara A y "Revolcón" en la B. Fue mi primer pico. No he dejado de chutarme rock desde entonces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *