Entrevista bandas de rock
Discos Malditos

Discos Damnificados

La trayectoria de un músico, al igual que la vital, está marcada por distintas etapas. Si bien todos tenemos una esencia inamovible que formará parte de nuestro ADN para siempre, los matices de pensamiento y conducta van cambiando, adquiriendo nuevas visiones que anteriormente habíamos obviado o simplemente no estábamos en el momento adecuado para que nos revolucionaran nuestro mundo interior. Lo mismo ocurre con los discos, ha habido infinidad de casos en los que las bandas, en pos de no repetir fórmulas ya utilizadas, han querido dar rienda suelta a sus nuevas inquietudes sonoras. El mundo de la música siempre ha sido así de complicado, lo mismo se sufre por inmovilista que por querer experimentar. Y hoy quería hablaros de una serie de discos que en su día fueron masacrados por la crítica y el público, cuando realmente no son tan malos.

  • Camarón de la Isla «La leyenda del tiempo»

Aunque el paso de los años ha puesto esta obra al nivel que se merece, cuando se publicó en 1979 hubo una gran masa que renegó del cantaor ya que en este disco se salió por la tangente incluyendo elementos como la batería o el bajo eléctrico. Una ambiciosa obra producida por Ricardo Pachón y que contó con un elenco de primera categoría como «El Tacita» , Manolo Rosa , Tomatito, Kiko Veneno y Raimundo Amador. Hoy en día está considerado como una obra maestra, rectificar es de sabios.

  • Barricada «La araña»

Publicado en 1994, el noveno disco de los navarros, pese a llegar a ser disco de oro, no fue bien acogido por muchos seguidores de la banda desde sus inicios ya que intentaron llevar su sonido a terrenos cercanos al metal en ciertos momentos. No perduró ningún tema en el set list de la banda en años posteriores, pero temas como «Y las estrellas» o «Problemas» fueron momentos destacados del disco.

  • Gérmenes «Mar etílico»

Fue el cuarto disco de la banda sevillana que vió la luz en el año 2003. En este trabajo comenzaron a alejarse del punk rock que habían practicado en sus inicios para dotar a su propuesta de mayor riqueza en matices y variedad con sonidos de rock andaluz, reggae e incluso con una adaptación de Triana. Como suele ser habitual, el cambio no agradó a todo el mundo.

  • Extremoduro «Canciones prohibidas»

Tras el éxito que supuso «Agila» y el disco en directo «Iros todos a tomar por culo» registrado en diversos conciertos de la misma, se creó una gran expectación por lo que sería el séptimo trabajo de los de Robe Iniesta. Un notable giro estilístico con una producción muy cuidada llena de orquestaciones, canciones más extensas y sin ese punto macarra de inmediatez que siempre los caracterizó. Muchos renegaron de la banda y no se lo volvieron a perdonar. Para otros muchos este disco es una brillante obra.

  • Leño «Más madera»

Aunque hoy en día se venera toda la obra de Rosendo, Ramiro y Tony , habría que recordar que en su día el segundo disco de Leño publicado en 1980 supuso un cambio en su sonido que no fue entendido ni aceptado por muchos. La producción de Teddy Bautista hizo que las guitarras de Rosendo no sonaran con la misma fuerza que en su debut y salpicó todo el disco de teclados y sintetizadores. La nueva ola los perjudicó y la misma banda admitió que no quedaron del todo conformes con el sonido del trabajo, al final se impusieron las canciones a todo lo demás.

Sobre Discos de Ayer y Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *