El Paraíso en Madrid: día 2

El segundo día del festival Paraíso destacó por unos ritmos más dance que electrónicos. La programación del sábado pintaba bien, pero no esperábamos que fuera a empezar con tan buen pie como lo hizo el rapero Channel Tres en el escenario Paraíso.

CHANNEL TRES

Sin duda, la sorpresa del festival. El rapero californiano Sheldon Young salío hacia las 21 de la noche acompañado por dos bailarines que estuvieron sincronizados con él en todo momento. Aunque a primeras, no lo parecía. La presencia en el escenario que tiene Channel Tres es altamente notable y tiene un estilo y sonido bastante distintivo. Las bases de sus singles son house y las mezcla con la actitud del hip hop y una magnética voz grave. Él es el que controla, como bien dice su single Controller. Durante el set cantó sus nuevos sencillos, publicados la mayoría el año pasado como Sexy Black Timberlake, Topdown y Jet Black.

Se encargó de que nadie del público se quedara quieto, bajó del escenario y continuó el concierto con ellos. Tendrá poca trayectoria pero como espectáculo musical, tiene un 10. Y eso que no había ni un músico ni DJ en el escenario.

RHYE

El mood cambió en el escenario Paraíso con los sonidos hipnóticos y psicodélicos de Rhye. El canadiense Mike Milosh estuvo acompañado por una gran banda formada por guitarras, violín y violonchelo, batería y órgano. Además de cantar, tocó la  batería y el teclado en más de una ocasión. Rhye interpretó sobre todo su segundo álbum, Blood, pensado para tocarlo en directo. Sonaron los temas Please, The Fall y Open, entre otros, y terminó con Song For You. La verdad es que es muy agradable escuchar a este músico en directo con sus preciosos falsetes acompañados de un beat estilo R&B.

CHARLOTTE GAINSBOURG

El último show al que acudimos fue el de la francesa Charlotte Gainsbourg, también el el escenario principal. La plataforma estaba repleta de un juego de luces blancas con formas cuadradas que cambiaban con el ritmo de la música. Empezó su concierto electro-pop tocando el piano con Lying With You, Ring-a-Ring O’ Roses y I’m a Lie. Su banda estaba compuesta por un batería, un back-up singer que tuvo mucho protagonismo, un bajista, un teclado  y un sintetizador enorme vertical. El concierto fue entretenido pero un poco plano. De estos conciertos que es mejor escucharlo sentado, sobre todo teniendo en cuenta el artista anterior.

Siguió interpretando temas como Paradiso, Les Crocodiles y The Songs That We Sing y acabó su concierto con Les Oxalis. No hubo bises, cosa que era rara siendo un artista cabeza de cartel. Tampoco en el artista anterior. Prácticamente en ningún concierto en todo el festival. Muchos de los cantantes se despedían antes de tiempo, algo frío para ser un festival con grandes nombres.

Y nos despedimos del festival Paraíso tras la actuación de Charlotte Gainsbourg. Un segundo día más tranquilo que el anterior, y quizás, nos quedamos con ganas de haber visto más artistas a los que no pudimos ver bien. Debió de haber malos entendidos con los horarios de los escenarios y seguridad.

Independientemente de esto, disfrutamos de una maravilloso fin de semana en la Universidad Complutense, con un tiempo estupendo y una música para todos los gustos. El aforo llegó a alcanzar los 25.000 asistentes y creció un 40% respecto a la primera edición.

Desde luego que Paraíso es una buena cita para escuchar la música vanguardista actual y disfrutar de todo tipo de curiosidades. Esperamos con ganas la tercera edición.

Sobre Laura Palacio

Soy melómana y me muevo por las áreas del sector audiovisual y publicidad pero siempre intentando enfocarlo hacia la música. Creo que la gente que solo tiene un grupo favorito no es de fiar... Y los que te hacen elegirlo tampoco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *