messura

Entrevista | Messura

Solo tres meses después de haber arrasado en la presentación de su nuevo disco Animal en la Sala Juglar de Madrid, Messura volvía a la capital a vestir de rock and roll la noche del 7 de febrero. Horas antes me reuní con Diego, Joselu, Germán e Irene y esto es lo que me contaron:

Lleváis pocos meses presentando vuestro primer LP y está siendo todo un éxito. Habéis hecho llenazo en Logroño, en Madrid. ¿Qué se siente y cómo se lleva este éxito creciente?

Diego: Pues lo primero está siendo un inmenso placer. No nos imaginábamos que iba a pasar esto, la verdad, porque llevamos cinco conciertos y los cinco han estado muy bien de aforo, pero sobre todo de recepción, de feedback con el público. En ese sentido está yendo sobre ruedas, así que agradecidísimos es como nos sentimos. Y luego también con los pies en el suelo porque todos sabemos cómo funciona esto, llevamos ya mucho tiempo en la música. Aunque Messura como banda tiene poco recorrido si juntamos lo de los siete creo que hacemos más de 150 años de recorrido. [Risas] Entonces creo que hemos tenido suerte en que nos ha pillado un poco… maduros, o llámalo como quieras, mayorcitos, «peinacanas».

Irene: Habla por ti, ¿eh?

[Risas]

Diego: Bueno, yo no miro a nadie… yo es lo que pienso [Risas] Y también es una sorpresa, ¿no? Todo lo que nos está pasando a mí me está sorprendiendo, pero desde el primer bolo, desde hace dos años yo estoy sorprendido con esto.

Sí, porque digamos que es un poco todo lo contrario a la «mesura».

Diego: Sí, eso es, yo lo he dicho algunas veces, que nos teníamos que haber llamado Speed porque va todo a toda hostia. Pero oye, que como viene le damos.

Animal es un disco que según escuchas te das cuenta de que es una coctelera de sonidos, ¿no? Es muy ecléctico, tiene una parte más progresiva, otra más stoner, también incluso melodías poperas… ¿cómo conseguís unir todos estos estilos que a priori son tan distintos?

Diego: Pues tan fácil como que cada uno tenemos un gusto diferente y trabajamos sin prejuicios y con respeto.

Germán: Sobre todo eso, respeto y empatía con el de al lado. Aunque algo que se proponga no nos convenza, nunca lo desechamos, lo probamos antes. Y otra cosa es que aparte de músicos somos melómanos, y pienso que todos hemos pasado por muchas fases musicales y eso queda plasmado en lo que haces.

Diego: Y luego que, joder, que creemos en lo que hacemos. O sea, nos gusta, le ponemos todo el pecho. Y si después a la gente le gusta, pues guay, pero es que si no también. Y al final lo más grande de todo esto es que a la gente le está gustando.

¿Diríais que en esta mezcla de sonidos está la idiosincrasia de la banda?

Diego: Esa pregunta nos la están haciendo últimamente bastante y me encanta porque realmente yo también me la hago. Y oye, es algo que nunca me había planteado pero sí que últimamente lo pienso e igual sí que es cierto que el hecho de no cerrarnos a ningún estilo dentro de lo que es el gran abanico del rock es una de las cosas que nos caracteriza, que marca la diferencia con Messura. No lo sé, ¿tú que crees?

[Risas]

Yo tampoco lo sé, por eso os lo pregunto [Risas] A ver, también pasa que como decías antes Messura tenéis aún poco recorrido como banda y quizá haya que esperar un poco a ver cómo continúa vuestra trayectoria, evolución, o como queráis llamarlo para afirmarlo.

Diego: Ahí tienes razón.

Germán: Es así. Lo iremos viendo.

Siguiendo con el disco, ahora quería preguntaros por el título, porque “Animal”, que es también el título del tercer corte. ¿Lo habéis elegido porque quizá sea el tema que mejor refleja el concepto del disco?

Diego (asiente): Sí, sí. En todos los aspectos. “Animal” en lo musical es un tema que creo que no entra fácil a la primera, o no tan fácil como otros, pero sí que para mí es como un resumen del disco. En “Animal” te encuentras lo visceral, te encuentras la paz, te encuentras incluso psicodelia, hardcore, stoner.

Germán: Y la estrofa es muy disco, sobre todo el ritmo que hace él (señala a Joselu).

Diego: Sí, por eso digo que es un tema muy progresivo. Y la letra para mí, aunque igual ya esto es una lectura entre líneas, también es un resumen, una oda a lo que fuimos, ¿no? Porque al final en el resto de las letras lo que hago es meterme con lo que somos. Por eso creo que es un poco melancólico, o romántico. Es como lo veo.

Sin embargo, de los sencillos que habéis sacado hasta ahora ninguno es «Animal». El primer adelanto fue «Invertebrados», luego vino «Virtud» y por último «Dicotomía», del que habéis lanzado videoclip recientemente. ¿Por qué elegirlos?

Germán: Porque estos tres temas muestran las tres caras de Messura. Con el primero nos costó elegir, la verdad. Tuvimos incluso que pedir opinión externa a la banda, pero «Invertebrados» es la más directa en cuanto a letra y tiene un ritmo definido; «Virtud» refleja al mismo tiempo el lado más popero de Messura y al mismo tiempo tiene un carácter más rockero en los riffs y eso. Y «Dicotomía» es la balada del disco, la canción con más belleza, más poética, tanto en letra como en música y en orquestación de cuerda.

Bajo mi punto de vista el disco como un todo es muy compacto, y además creo que es destacable la línea coherente que sigue con respecto al anterior EP, OtoñoXVII. ¿Buscabais eso?

Diego: ¿Pero estamos hablando de compacto en cuanto a sonido o del estilo?

Ambas cosas.

Joselu: En general, ¿no? Yo creo que aunque sea de varios estilos al final todo se conecta bien.

Diego: Yo creo que al final nuestra personalidad como músicos y como banda es lo que hace que suene así y que este LP sea continuista con el EP anterior. La diferencia es que en el LP hay más tiempo de composición, de estudio, y la incorporación de las cuerdas (señala a Irene).

¿Y cómo habéis vivido el periodo entre un trabajo y otro? Porque desde que lanzasteis el EP no habéis parado, habéis estado en un montón de festivales y eso seguro que ha influido en su desarrollo.

Germán: Si es que ha sido 100% continuista porque no hemos parado nunca.

Diego: Claro, hemos estado en festivales, pero es que a los festivales no puedes ir con cuatro canciones. Grabamos el EP y echando hostias dijimos: oye, que tengo esto y yo esto. Va, va, va, que tenemos que crear un repertorio. Y sinceramente del disco nuevo solo había tres canciones que no habíamos tocado anteriormente, que son «Invertebrados», «Dicotomía» y «Mienten». El resto estaban preparados a los dos meses de sacar el EP.

Germán: ¡Antes! El bolo del Biribay ya fue con esas canciones.

Diego: Nada, la conclusión es que somos unos vagos, tío. Hemos sacamos un disco nuevo que llevamos un año tocando.

[Risas]

Germán: Pero hay cosas que hemos cambiado también. Al tocarlas te das cuenta de que igual hay que darles más forma y el resultado final dista mucho de lo que hacíamos en los conciertos con esos temas.

Con respecto a vuestra participación en festivales, la verdad es que en dos años habéis despegado de una manera increíble y conseguido algo que muchas bandas pueden tardar hasta diez. Volviendo un poco a la pregunta del principio, ¿cómo estáis viviendo todo esto?

Joselu: Con naturalidad sobre todo.

Diego: Sí. Siempre es un: «Oye, que nos han llamado de aquí» «Guay, cuándo. ¿A qué hora es la prueba?» Y ya está. Lo disfrutamos. Y yo creo que algún día disfrutaré del todo de esto que estamos viviendo porque está siendo muy rápido. Y lo que es cierto es que no imaginábamos que en dos años pudiéramos hacer todos los festis que se pueden hacer por ahí arriba, y que ahora que hemos salido de allí nos sentimos muy queridos en los bolos que estamos haciendo fuera. Están siendo muy gratificantes. Entonces lo estamos viviendo y disfrutando de la manera que nos permite la velocidad y nuestros trabajos, que nosotros no nos dedicamos a esto.

¿Y teniendo la oportunidad de verlo desde fuera y desde dentro, cómo veis el panorama musical a día de hoy?

Germán: Es muy complejo. Yo a día de hoy no veo clase media en la música; o estás abajo en el underground como estamos nosotros y la gran mayoría de bandas que toca en salas, o estás con las grandes bandas.

Joselu: La distancia es muy grande, y dar el salto es muy complicado. Pero bueno, yo también creo que el camino es este, ¿no? Trabajar como lo hacemos, con verdad, con lo que nos llena y ya está, a ver qué pasa.

Diego: A ver qué pasa y a disfrutar mientras tanto. ¡Si es que yo lo que quiero es tocar! A mí dame bolos, tía. Y sobre todo lo que dice Joselu, siendo honestos con nosotros mismos como banda y como personas, que creo que es importantísimo porque si no la banda duraría nada. Por ejemplo hay muchas veces que las situaciones personales de cada uno no nos permiten ensayar, o no nos permiten ir a un bolo o a un acto de promo, pero es algo que entiendes y que respetas.

Mañana os tenemos tocando aquí en Madrid, en la Sala Cadillac Solitario, y según hay anunciado en redes, tenéis dos o tres fechas más. ¿Está ampliándose ese número?

Joselu: Sí, habíamos anunciado que el 15 de febrero vamos a Monzón (Huesca), después el 14 de marzo a Vitoria, el 3 de abril a la Sala Azkena en Bilbao y el 17 de abril a Toledo, a Los Clásicos. Y el que aún no habíamos anunciado es el 18 de abril, que volvemos aquí a Costello.

Diego: Y hay cosas por ahí que están saliendo, algún festi de verano que ya anunciaremos.

Germán: Y luego están los Conciertos de Radio 3, que hemos venido haciendo y que saldrá el 17 o el 18 de febrero.

Es verdad, los Conciertos de Radio 3, y también tengo entendido que cuando emitieron en TVE2 el programa “Un país para escucharlo”, donde también salisteis, las redes echaban humo.

Diego: Sí, incendió las redes… Abrumó. Fue la hostia. Era un: ¿Qué está pasando? La verdad que es la hostia porque siempre nos quejamos de la falta de oportunidades y de repente nos dieron la OPORTUNIDAD. Porque para mí ha sido la oportunidad de oro y cuando ves que además está pasando todo esto, que a la gente le mola en lo que nosotros creemos es la hostia.

Y a pesar de la OPORTUNIDAD, ¿creéis que os queda mucho más que recorrer?

Joselu: Siempre.

Germán: Esto acaba de empezar.

Diego: Claro, tía. A nivel banda yo quiero creer que sí, y digo quiero porque no podemos predecir el futuro, pero a nivel personal yo no me veo haciendo otra cosa que no sea música.

Germán: Creo que ninguno. No sabemos hacer otra cosa.

Diego: Es que somos los siete profes de música, hemos estudiado música desde niños y la música es nuestro lenguaje, es nuestra vida. Yo igual sí sé hacer otras cosas, pero no quiero.

Pues… a mí se me han acabado ya las preguntas. No sé si hay algo más que queráis añadir.

Diego: Pues sí, decir a la gente que vayan a los conciertos de salas y apoyen a las bandas. De un tiempo a esta parte se ven los festivales llenos y en las salas siempre estamos los mismos, y con eso se está perdiendo precisamente la cantera de esos festivales a los que va la peña. Por eso hay que apoyar a las bandas en las salas, que es donde está verdaderamente su show.

Sobre Maire Morrigan

Nacida en los 80 en un barrio conflictivo, crecí entre bakalas y boy-bands en los 90. En el 2000, me regalaron una cinta de cassette con “A golpes de rock and roll” en la cara A y "Revolcón" en la B. Fue mi primer pico. No he dejado de chutarme rock desde entonces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *