Fitur es Música: Día 1 Natos y Waor, Denom, The Zombie Kids

El primer festival del año en la capital, Fitur es Música, llega con un cartel prometedor. Dos días llenos de artistas de los géneros musicales del momento.

La primera edición de Fitur es Música tuvo lugar este fin de semana en el pabellón 1a de IFEMA. Centenas de personas se movilizaron hasta Barajas para escuchar a sus grupos favoritos sin que las recientes y entorpecedoras huelgas afectaran a sus planes.

En el primer día, viernes 25, el trap y el rap era lo que se escuchaba. Un público numeroso vestido de camisetas de equipos de fútbol, chándal y riñonera llenó el pabellón con una gran energía que fue aumentando a lo largo de la noche. El primero en actuar fue Ojo Último a las 19:30, un proyecto de Sergio de Pablo con bases electrónicas-psicodélicas. En el escenario le acompañaron dos bailarines con un mono blanco y una cara pintada a los que les daban convulsiones al ritmo de Civilización.

Le siguió la trapera Albany que hizo un set media hora -igual que Ojo Último- en el que cantó sus temas más conocidos como Nadie, Una Menos y I Told My Mom I Will Neva Stop Shining, donde el autotune domina sobre la base. Invitó a un amigo al escenario y le perreó más que cantó, demostrando que también sabe mover el “culito” además de cantar. No satisfecha con su set que había terminado, le pidió al DJ otra canción más: “ponla, ponla y me voy”. El público tampoco mostró desgana a si que le salió bien la jugada.

A las 20:40 fue el turno de One Path, trapero de Guadalajara, cuyo repertorio estaba lleno de temas bailables y alguna balada. El público empezó a despertar y a bailar y cantar sus canciones. Tiene seis álbumes publicados, los dos en últimos en el 2017. Cantó temas como Guinda, Judas y Muertito de la Pena y cerró versionando La Gasolina de Daddy Yankee. Se fue moviendo por todo el escenario animando y saltando dejando al público con ganas de más.

A las 21:25, ya entrada la noche, le tocó al canario Cruz Cafuné, también trapero, pero con un sonido más caluroso, con el picorsito típico de la zona. Le acompañó durante toda la hora Choclock, haciendo los coros. Tanto Cruz Cafuné y Choclock empezaron en el colectivo BNMP (Broke Niños Make Pesos). La fiesta estaba asentada, el público había aumentado casi el doble en tamaño y Cafuné los hizo bailar y disfrutar. ¿Qué tendrán los canarios que por mucho que sea el mismo registro le añaden un plus bastante notable?  Los temas que sonaron fueron Un Fleje, Coquito la Pieza, Mi Casa, Como Solía y Forbes entre otros. Dejó caer que tenía una sorpresa que dar pronto con su amigo Don Patricio, trapero de Locoplaya, que acabó siendo una colaboración bastante pegadiza: Contando Lunares.

Los siguientes en cantar fueron el hype del día: Denom y Natos y Waor. Los dos hicieron vibrar el pabellón de una manera brutal. Las dos actuaciones contaron con unos filtros en las pantallas de retransmisión que intensificaban el ambiente.

El rapero madrileño Denom salió con el calor del público gritando su nombre. ¡Vaya entrada ovacional que tuvo! Le dedicó canciones a seres queridos y agradeció constantemente el cariño de los fanes. Los coros o segundas voces los hacía su colega Josele, quien le acompaña en muchos bolos. Habló sobre sus rutinas de dormir poco y acostarse tarde “No me cansaré nunca de esperarte a las seis de la mañana” antes de empezar Cuando No Estás Tú. Entre canción y canción Denom pedía cambio de luces a “más románticas” o que no fueran tan duras. Hay que reconocer que el set de luces del escenario era de lo más completo, pero quizás demasiada luz. Pidió también al público que se agachara para saltar juntos en la canción Plata o Plomo y formó un pogo constante. También se metió en el público para cantar a capela Volvería a Buscarte.

A las 23:45 salieron Natos y Waor que también cantaban en casa, y se notaba. En el escenario apareció una calavera gigantesca, su logo, bastante impresionante en la que se ponían proyecciones que iban al ritmo de la música. Sonaron Cicatrices, Bicho Raro y Piratas entre otras y con Hijos de la Ruina el público se vino muy arriba. Hubo algún solo de una telecaster tocada por una guitarrista y mini sesiones del DJ Saik mientras los raperos cogían aliento. Se fueron uniendo amigos a colaborar cantando a lo largo de la hora y media del set y cerraron con todos los colegas arriba bailando. Vamos, que se montaron una buena fiesta.

La noche acabó con el set de The Zombie Kids a la 1:30, DJ conocidos por apuntarse a cualquier bombardeo y aparecer en los carteles de muchos festivales. Mala hora para actuar porque el metro cerraba y al no haber más medios de transporte en IFEMA mucha gente se fue. Pincharon los temas reggaetoneros y traperos del momento mezclándolos con sonidos latinos como cumbia y salsa. A las 3:00 acabó la última actuación del primer día de Fitur es Música.

Crónica Fitur es Musica Día 2

Sobre Laura Palacio

Soy melómana y me muevo por las áreas del sector audiovisual y publicidad pero siempre intentando enfocarlo hacia la música. Creo que la gente que solo tiene un grupo favorito no es de fiar... Y los que te hacen elegirlo tampoco.

¿Te gustaría darnos tu opinión o aportar algún comentario?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *