Foh Fest 2018

Concierto: Foh Fest 2018

La idea de descubrir nuevas bandas es, sin duda, un aliciente interesante cuando te decides a asistir a un concierto, pero si además se da oportunidad a las bandas andaluzas para que ensalcen la cultura y el arte de esta tierra tan bonita llamada Andalucía, pues oye, mucho mejor. Y precisamente ayer en la Sala Eventual Music, con la celebración del Foh Fest, se respiraba ese ambiente necesario para crear la conexión perfecta entre las cuatro bandas protagonistas y el público asistente.

Nada más entrar lo que más llamaba la atención eran los numerosos amplis y cabezales que copaban el escenario (llegué a contar hasta trece) y el espacio dedicado a vender el merchandising propio de cualquier concierto. Si bien el inicio de las actuaciones estaba programado para las nueve de la noche, lo cierto es que no empezaron hasta media hora después de lo que ponía en la programación. Quizás por ello el respetable se hizo esperar hasta bien entrada la noche.

Los primeros en romper el hielo fueron los malagueños Glasswork, nacidos en 2013 y con el objetivo de buscar un sonido similar al rock progresivo. La puesta en escena seguro que pilló por sorpresa a más de uno, pues, aunque el bajista Fernando Domínguez se encontraba en el centro del escenario no cogió el micrófono en ningún momento, dejando el protagonismo del canto a César Rodríguez en los teclados y a Miguel Ángel Rey en la batería. El cuarteto lo completaba Álvaro Sabín en la guitarra, que tocó todo el tiempo sentado y con un vendaje en la rodilla que le impedía levantarse. Tras una intro plenamente instrumental, la banda empezó a desgranar lo que es su segundo y último disco de estudio, Fear and Trembling, a la vez que alternaban con canciones que protagonizan el primer disco, Knots. No quisieron despedirse sin agradecer a las demás bandas que les dejasen tocar con su equipo. Un gran detalle.

Foh Fest 2018
All-focus

El segundo turno fue para los cordobeses Grajo, unos chicos capaces de tocar Space Rock más psicodélico de Andalucía. Tras un inicio algo accidentado, en el que uno de los cabezales Marshall se apagó, las canciones de su disco de debut, SlowGod II, fueron las protagonistas. Y si hablamos de Grajo tenemos que hablar obligatoriamente de la cantante Liz, cuyo chorro de voz haría despertar a más de uno que lleve tres noches seguidas de fiesta. Finalmente, y tras una despedida algo fría, dejaron paso a Atavismo.

All-focus

Y es que estos gaditanos han cosechado opiniones positivas allí por donde han pasado. Por algo será. Y, claro está, se han convertido en poco tiempo en una de las bandas más interesantes a nivel nacional. De nuevo el rock y la psicodelia fueron los protagonistas. Temas con amplios pasajes y de un tempo lento sonaban con fuerza en la Eventual.

All-focus
All-focus

El concierto concluyó con uno de los platos fuertes, nada más y nada menos que con Orthodox, unos sevillanos que se conocen desde hace casi quince años y que tienen el doom metal entre ceja y ceja. La gente sabía que la noche se estaba acabando y dieron todo lo que tenían para hacer de este 19 de mayo de 2018 una fecha especial para apuntar en sus calendarios. Y por supuesto que quede claro que Andalucía tiene talento musical en todos sus rincones.

¡Nos vemos en el Foh Fest de 2019!

Sobre Mario de Jaime

¿Hay algo mejor que abrir la aplicación de música de tu móvil, ponerte los cascos y cantar en voz alta pensando que tienes una voz angelical cuando en realidad cantas peor que un grillo mojado? Así se podría resumir mi día a día, porque si no estoy de esta guisa me encontrarás en cualquier concierto y en cualquier sala de por ahí. Por cierto, también toco una poco la guitarra y soy periodista, aunque creo que es lo menos importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *