fominder

Entrevista | Fominder

Con motivo del reciente lanzamiento de su tercer álbum, Magia bajo cero, entrevistamos a Juan, frontman del grupo zaragozano Fominder:

En vuestra breve carta de presentación os definís como «un grupo de la escena indie en constante transformación y crecimiento, con canciones sinceras arropadas por el synth-pop de los ochenta». Pero si tuvieses que presentar a Fominder de forma más sencilla a alguien que no supiese nada de vosotros, ¿qué dirías?

Pues posiblemente que somos un grupo real, un grupo de sentimientos reales. Sin rebuscar mucho y sin intentar entrar dentro de unas etiquetas.

Y volviendo a la descripción anterior, «grupo en constante transformación y crecimiento», ¿cómo se nota esto si lo comparas con los inicios de la banda en 2009?

Se nota sobre todo en cómo hemos evolucionado musicalmente. Kosmodermia, que fue nuestro primer disco, fue algo muy experimental. Era un poco jugar porque no sabíamos muy bien hacia donde enfocarnos ni lo que iba a salir de ahí. Ya el segundo disco empezó a coger más forma y más personalidad y en este último creo que es donde se ha terminado de desarrollar la personalidad del grupo. Hay mucho cambio porque claro, vas evolucionando, pero hay una personalidad propia y un sonido propio, digamos. Creo que eso es lo que más ha caracterizado a esta nueva época en comparación con el principio.

Vuestro anterior disco es de 2015, y con respecto a él se nota mucha evolución…

Sí, comparando Magia bajo cero con el anterior sí que ha habido mucho cambio. El circo robado era más un disco de guitarras, sonaba más rock, con guitarras un poco punkis, y en Magia bajo cero las guitarras han desaparecido por completo prácticamente. Las hay, pero están camufladas, creando atmósferas. Han pasado a un segundo/tercer plano porque han cogido mucho peso los sintetizadores, y lo poco que aparecen, al estar tan camufladas casi se confunden con los sintetizadores.

Algo que se percibe de inmediato al escuchar cualquiera de vuestros temas es que vuestro proyecto es una especie de puente con música electrónica de los años ochenta, un género menos manido que cualquier otro dentro de la escena independiente. No sé si eso os hace estar más o menos en vuestra zona de confort.

Bueno, yo creo que a pesar de todo nos hace estar más dentro. Para nosotros es más cómodo porque al final no es algo que busquemos, sino que es algo que sale, que nos ha salido de manera natural y yo creo que nos hace estar más cómodos. Quizá al dar el primer paso sí te hace estar un poco fuera de esa zona de confort que dices, ¿no? Porque de un disco a otro no te conformas, no quieres repetir otro disco, entonces al principio estás más “incómodo” porque te hace explorar, buscar otros sonidos, pero una vez que lo encuentras es distinto. Estás cómodo porque estás haciendo lo que quieres.

¿Y qué tal se llega al público, dado que es un estilo un poco menos comercial?

En parte creo que está relacionado con la pregunta anterior. Si tú estás cómodo con lo que haces y es auténtico, creo que el público lo recibe bien. Creo que vivimos en un momento en que lo que es moderno ya no es moderno, y todo es moderno y nada es moderno a la vez. Entonces al hacer algo auténtico, aunque cojas esto y lo otro de los años ochenta, cuando lo haces personal, no tiene época y creo que siempre tienes tu sitio.

fominder

Magia bajo cero se publicó en noviembre. Con la perspectiva de estos dos últimos meses, ¿cómo dirías que está funcionando el disco?

Pues en principio estamos teniendo muy buena acogida. De momento en directo solo lo hemos presentado en nuestra ciudad, en Zaragoza, y de cara a las redes ha salido ya en nueve o diez webs como uno de los mejores discos del 2019. También estamos ganando mucho nuevo público y está teniendo mucha mejor acogida que los discos anteriores.

Las canciones a veces surgen en el momento menos esperado, como si fuera magia, como si viniera de fuera y la persona hiciera de catalizador

O sea, que el cambio brutal con respecto a El circo robado que hablábamos antes está funcionando bien.

Sí, sí. Pienso que aunque hayamos cambiado el tema de las guitarras al final se mantiene la esencia de Fominder. Entonces el público que teníamos antes lo mantenemos, pero estamos también abriéndonos a otro público. La bola está creciendo.

¿Hay algún tema que esté llamando especialmente la atención?

Pues es muy curioso porque cuando lanzamos el primer single, “Cuando despierto”, creíamos que era el tema que más iba a llegar y tal, pero una vez ha salido el disco, los temas favoritos están siendo súper variados. No coincide la gente.

¿Lo esperabais así?

La verdad es que nos ha sorprendido. Y creo que es bueno, ¿no? No tener solo un hit.

A mí algo que me llama la atención es cómo todo alrededor del disco tiene que ver con el frío: Magia bajo cero, su portada, Polar Records, ese halo de nostalgia y ese punto de oscuridad en las letras. ¿Buscabais que fuese el núcleo temático o es algo que ha surgido así?

No, no, es algo que ha surgido así. Lo de “magia bajo cero” al principio era como una metáfora para nosotros sobre el arte y sobre la manera de hacer canciones, que a veces surgen en el momento menos esperado, como si fuera magia, como si viniera de fuera y la persona hiciera de catalizador. Pero todo lo demás no está pensado así, no hay continuidad entre un tema y otro. De hecho antes de grabar teníamos un montonazo de temas, descartamos todos e hicimos temas nuevos que son los que han formado el disco.

Vamos, que se quedó un disco entero fuera.

Sí, como diez o doce temas. Luego salió este casi de tirón.

Por último, ¿nos contáis dónde vais a estar próximamente de gira y qué tipo de espectáculo vais a presentar?

Pues el próximo concierto es este viernes 17 en Talavera de la Reina, y al día siguiente estamos con Salvador Tóxico en Costello, aquí en Madrid. Y después tenemos una larga gira por Valencia, Bilbao, Barcelona, Sabadell… Ya tenemos un montón de conciertos confirmados que se pueden ver en nuestras redes y en la propia web del sello, de Polar Records. Y nos van a cerrar muchos más conciertos, así que iremos actualizando. Y en cuanto al espectáculo en directo tenemos una persona más tocando el sintetizador, y lo que queremos ofrecer después de estar tanto tiempo encerrados es una energía muy especial y muchas ganas de estar frente al público.

 

Sobre Maire Morrigan

Nacida en los 80 en un barrio conflictivo, crecí entre bakalas y boy-bands en los 90. En el 2000, me regalaron una cinta de cassette con “A golpes de rock and roll” en la cara A y "Revolcón" en la B. Fue mi primer pico. No he dejado de chutarme rock desde entonces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *