@trecool

25 años de Dookie… ¿Y gira para celebrarlo?

Hace exactamente 25 años, tres chicos de California comenzaron a grabar lo que, a la postre, sería el álbum que cambiara para siempre el punk rock moderno. No se podría vislumbrar un presente musical sin el Dookie de Green Day. ¿Cuantas nuevas bandas tuvieron como influencia esos acordes de quinta que derivaron en canciones como Longview, Basket Case When I Come Around? La mezcla y la puesta a punto del disco fue gracias a Rob Cavallo. Las paredes de los Fantasy Studios de Berkeley se llenaron de historia.

Si echamos la vista un poco más atrás de ese septiembre de 1993, Green Day ya tenían en sus mochilas la publicación de dos álbumes sobresalientes: Kerplunk! en 1992 y 1.039/smoothed Out Slappy Hours, un recopilatorio de lo que habían dado de sí su primer EP y su primer álbum de estudio. Ya se dejaba entrever el talento que explotó con la salida al mercado de Dookie.

Y os preguntaréis, ¿por qué Billie Joe y compañía son noticia estos días? Pues porque el baterista Tré Cool publicó el viernes pasado una foto en su Instagram de los tres en el estudio, y acompañándola del setlist que habían estado ensayando: el disco Dookie al completo. Al instante, los fans y los medios de comunicación ya especulaban con una posible vuelta a los escenarios de los californianos para el año que viene, aprovechando este aniversario tan especial. No sabemos si finalmente se hará, pues recordemos que poco después de la publicación de la trilogía Uno!, Dos! y Tré!, se cumplieron diez años de American Idiot, la fantástica ópera rock que hizo resurgir de nuevo la fama mundial de la banda de Berkeley, y no se hizo nada especial.

Así las cosas, esperemos contaros muy pronto una gira por todo el globo de Green Day el año que viene. De momento, la actualidad del grupo pasa por su cantante y frontman Billie Joe Armstrong, quien se encuentra tocando en pequeñas salas con su banda The Longshot. ¿Volverá a sonar en los estadios de todo el mundo las cuerdas de Blue?.

Sobre Mario de Jaime

¿Hay algo mejor que abrir la aplicación de música de tu móvil, ponerte los cascos y cantar en voz alta pensando que tienes una voz angelical cuando en realidad cantas peor que un grillo mojado? Así se podría resumir mi día a día, porque si no estoy de esta guisa me encontrarás en cualquier concierto y en cualquier sala de por ahí. Por cierto, también toco una poco la guitarra y soy periodista, aunque creo que es lo menos importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *