Inconscientes

Crónica Inconscientes Madrid

Platero y Tú cantaban allá por 1994 que había poco Rock and Roll. Sin embargo, el sábado por la noche en la sala Copérnico de Madrid quedó claro que hay Rock and Roll para rato, en parte por la aportación de bandas como Inconscientes. Desde el primer minuto quedó claro que Uoho y compañía venían a Madrid para romper las cuerdas de sus guitarras y hacer cantar al público que se acercó a Moncloa con himnos que marcaron a toda una generación.

Inconscientes gira 2018

Los encargados de abrir la noche fueron los Vuelo 505. Como suele ocurrir en la mayoría de conciertos, el ambiente era bastante frío cuando salieron al escenario. Se podían contar las personas que se daban cita en la sala con los dedos de las manos. Pero, estaba claro que poco a poco el ambiente iba a ir creciendo hasta llegar prácticamente al aforo máximo, como ocurrió minutos previos a que Vuelo 505 abandonara el escenario. Con un rock mezclado con algo de folk y música latina, esta banda procedente de Logroño, logró que los presentes estuvieran atentos a cada riff que salía de la Strato de Rubén Fernández, el encargado de darle voz a las canciones. Que el talento de los riojanos es algo innegable está claro, en parte, por las colaboraciones de su último disco, No hay historias de fracaso, lanzado en la pasada primavera. “¿Sabéis qué es lo mejor del Rock n’ Roll? Sentirse como un Rolling Stone”. Ahí queda eso para todos los curiosos que quieran saber más de los riojanos. De momento, podemos decir que sus conciertos harán la delicia de todos los que les guste el rock sureño y el folk.

Iñaki Uoho Antón

Tras el buen sabor de boca que dejaron Vuelo 505, la Copérnico ya empezó a llenarse. En cuestión de minutos la sala ya parecía tener el aforo completo. Pasados quince minutos de las nueve de la noche, los Inconscientes daban el primer paso que les dirigía de los camerinos al escenario. La noche prometía. La intro instrumentística del principio dio paso a la primera canción, que precisamente es la que da nombre al disco: No somos viento. A partir de ahí, las gargantas ya empezaban a desgastarse. Primero con Arden las sábanas, sencillo del EP “Quimeras y otras realidades” y después con Lloverá, la canción que contó con la colaboración de Fito Cabrales en este último álbum. Quizás se echó en falta canciones de los dos primeros discos, pues solamente pudimos asistir a cinco de ellas en las casi dos horas que duró la actuación. Después sonaron Sin querer y Detrás del Universo.

Extremoduro

La primera prueba de fuego para las gargantas llegó con el Cómo has perdido tú de Platero, que nos hizo echar la vista veintiocho años atrás, concretamente a 1990, cuando Fito, Uoho Juantxu y Miguel lanzaron Burrock’n roll, la primera maqueta de la banda y que incluía dicho tema. Parecía difícil superarlo, pero, sin tiempo para respirar, los primeros acordes de El Avispero hicieron botar a más de uno. No nos arriesgamos mucho su decimos que este es el mejor tema de No somos viento, en el que la guitarra de Uoho recupera los riffs propios del Muy Deficiente de Platero. Tras Todas las calles, En el pulmón y Una vez más, el éxtasis más absoluto se afincó en la Copérnico, coincidiendo cuando los Inconscientes se sacaron de la chistera un trío espectacular del pasado: Voy a acabar borracho, Alucinante y El Roce de tu cuerpo. Qué maravilla. Dejando el listón tan alto como era posible, la banda se retiró a los camerinos, dejando a más de uno cantando eso de: “Y creo que muero, si no siento el roce de tu cuerpo junto a mí…”.

Inconscientes gira

A los pocos minutos, el quinteto regresó a sus instrumentos para tocar cuatro canciones seguidas pertenecientes al “Quimeras y otras realidades”: Otra realidad, Dentro de una botella, Cacareo y El último hombre libre. Pero claro, los Inconscientes todavía tenían una sorpresa guardada. Habéis adivinado, la última canción que pudimos escuchar fue Hay poco rock and roll, ese auténtico himno que vio la luz por primera vez en 1994 y que duró más de diez minutos en total. Inconscientes dejó claro en la noche del sábado que hay mucho rock and roll, por si alguien lo dudaba.

Inconscientes

Fotografía: Ángel Vidal

Texto: Mario Moreles

Sobre Mario de Jaime Moleres

¿Hay algo mejor que abrir la aplicación de música de tu móvil, ponerte los cascos y cantar en voz alta pensando que tienes una voz angelical cuando en realidad cantas peor que un grillo mojado? Así se podría resumir mi día a día, porque si no estoy de esta guisa me encontrarás en cualquier concierto y en cualquier sala de por ahí. Por cierto, también toco una poco la guitarra y soy periodista, aunque creo que es lo menos importante.

¿Te gustaría darnos tu opinión o aportar algún comentario?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *