https://www.ramonacultural.com/

La ascensión al olimpo de Eddie Van Halen

Este año maldito que (por fin) termina mañana, nos ha dejado momentos en los que hemos sentido que parte de nuestra vida se iba con ellos. Recibiendo noticias que nunca quisimos llegar a escuchar. Sin duda, uno de las peores jornadas para los acérrimos del rock and roll fue la del 6 de octubre, cuando sentimos que un puñal se clavaba en nuestro corazón. La muerte de Eddie Van Halen supuso el fin de una era. Suele decirse que la llama seguirá viva si semana tras semana desempolvamos ese viejo vinilo de la estantería y lo disfrutamos como si nos fuera la vida en ello. Que así sea.

Al bueno de Eddie se le considera como uno de los mejores guitarristas de la historia. Sin ir más lejos, la revista Rolling Stone lo situó en el octavo puesto de la lista de los 100 mejores guitarristas de todos los tiempos. No es para menos. Su Frankenstratroja y blanca fue testigo de la creación de unos riffs que ya son historia del rock. Múltiples músicos han citado a Eddie como una referencia capital. Esto se debe, entre otras muchas cosas, a la técnica del tapping, que, si bien ya fue empleada por Jimmy Page o Brian May, entre otros, fue el de Ámsterdam el que la popularizó mundialmente. Uno de los ejemplos más claros lo podemos encontrar en la canción ‘Panama’ del año 1984.

Antes de ‘Panama’ vio la luz una canción instrumental que está presente en todos los libros de historia del rock and roll. El solo de guitarra de ‘Eruption’ es una maravilla. En él escucharemos un gran número de técnicas a un ritmo endiablado, ya sean bendings, punteos… Y por supuesto el sobresaliente uso del tapping. Era el año 1977 y lo último que esperaba Eddie era que ese solo marcara el camino para todos aquellos jóvenes guitarristas que se encerraban en su cuarto para practicar con su instrumento hasta que sangrasen los dedos.

No esta de más recordar que el menor de los hermanos Van Halen le dio en primera instancia por la batería. Recién llegados a la ciudad californiana de Pasadena, tanto Eddie como Alex deseaban con ahínco aprender a tocar un instrumento. Su temprano interés por la música venía de familia. De esas tardes enteras tocando y de su primera experiencia en un grupo junto a su hermano, Eddie aprendió prácticamente todos los solos de Eric Clapton. Avanzando en el tiempo, llegamos a la década de los 70, la época dorada para los hermanos Van Halen. Con la compañía del bajista Michael Anthony y del cantante David Lee Roth, alcanzaron la cima de la popularidad.

El disco de debut, lanzado en febrero de 1978, incluyó auténticas obras maestras, como la citada ‘Eruption’, ‘Runnin with the Devil’ o ‘Ain’t Talking About Love’. Resulta curioso el hecho de que el sencillo ‘Jump’, perteneciente a su sexto álbum de estudio, forme parte de las canciones más famosas de Van Halen. La razón es evidente: la guitarra pierde peso e importancia con respecto a los sintetizadores. Pero claro, sin la figura de Eddie dando vueltas, ‘Jump’ no existiría, más que nada porque fue él quien creó las distintas líneas de sintetizador.

A Van Halen se le han concedido infinitas condecoraciones y distinciones: desde reconocerles como uno de las 20 bandas con más ventas en Estados Unidos hasta la entrada en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 2007. No obstante, todo camino que recorremos tiene un final. Para Van Halen ese final llegó ese fatídico 6 de octubre de 2020, cuando la guitarra blanca y roja de Eddie dejó de sonar para siempre. El legado será eterno.

Sobre Mario de Jaime

¿Hay algo mejor que abrir la aplicación de música de tu móvil, ponerte los cascos y cantar en voz alta pensando que tienes una voz angelical cuando en realidad cantas peor que un grillo mojado? Así se podría resumir mi día a día, porque si no estoy de esta guisa me encontrarás en cualquier concierto y en cualquier sala de por ahí. Por cierto, también toco una poco la guitarra y soy periodista, aunque creo que es lo menos importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *