La Banda del Carbón | Concierto presentación | 23.05.2019

Tal como nos habían anunciado en la entrevista que les hicimos el mes pasado, La Banda del Carbón había elegido Madrid como lugar en el que estrenarse en directo con su nuevo disco Como un gato mira a otro gato. La cita tuvo lugar el pasado 23 de mayo en la Sala El Intruso y, por supuesto, yo no me lo quise perder.

Como aperitivo previo a la actuación estrella de la noche, los allí presentes pudieron disfrutar de los también pamploneses Sueños Rotos, una propuesta la mar de fresca de la que solamente pude escuchar los tres últimos temas. Una pena, pero es lo que tienen los jueves.

Tras una puesta a punto rápida, muy puntuales comenzaron La Banda del Carbón. Abrieron boca con su primer single, «La curandera», a partir del cual fueron sacando uno a uno todos sus platos fuertes y aderezando los breves intermedios con pequeñas dosis de humor. «Noches para recordar», «Como un gato mira a otro gato», «Las flores», «Qué le voy a hacer» se fueron sucediendo en un bloque único que los mantuvo arriba en todo momento, y en el que también hubo cabida para temas de su primera maqueta y las versiones de «Siete vidas» de Antonio Flores – incluida en el disco – y de «¿Dónde estás?«, de Jaime Urrutia.

Uno de los momentos cumbres de la noche llegó con la interpretación del que fuera el primer single de su primer EP, «Nunca fuimos ángeles», al que se sumó un amigo de la banda, y que supuso un gran pelotazo por lo coreada, bailada y ovacionada. Convencido el personal, pusieron fin a esa cálida noche de la misma manera que la empezaron: tocando «La curandera».

Aunque lo vivido durante algo más de una hora se me hizo muy corto, creo que no soy la única en opinar que la cena nos sació muy satisfactoriamente. La Banda del Carbón no sólo cumplió con lo esperado, sino que alcanzó una intensidad abrumadora en su formato en vivo, haciendo que las canciones del disco se transformaran como si de versiones de sí mismas se tratara, y demostrando ser uno de esos grupos que son capaces de arreglar un mal día a cualquiera. En cuanto quieran repetir por la capital, allí estaré.

Sobre Maire Morrigan

Nacida en los 80 en un barrio conflictivo, crecí entre bakalas y boy-bands en los 90. En el 2000, me regalaron una cinta de cassette con “A golpes de rock and roll” en la cara A y "Revolcón" en la B. Fue mi primer pico. No he dejado de chutarme rock desde entonces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *