Tenerife, Hard Rock Hotel y Loquillo…

Hace un par de meses que mi pareja y yo decidimos ir a Tenerife para el puente de la Constitución, ella, que conoce mi buen gusto por el Rock y sobre todo gracias a su buen gusto por la excelencia, reservó una suite a precio de una habitación doble en el Hard Rock Hotel de Tenerife, en Costa Adeje y casualidades de la vida, Loquillo (José María Sanz Beltrán 1960) daba un concierto el sábado 8 de Diciembre en La Laguna. Al percatarme del evento y sin dudarlo un solo momento, saque las entradas, como siempre en el sector de pista y sin importarme que iba a ser la tercera vez que lo iba a ver en este año, la primera fue en Agosto en La Granja de San Idelfonso y la segunda en Octubre en Granada, pero que queréis que os diga, no me canso de ver al mejor Rockero que tenemos en este país, está en su mejor momento y con un directo espectacular.

Si, queridos lectores, está en su mejor momento, rodeado de un grupo de músicos excepcionales e implicados en querer hacer el mejor Rock Nacional, estos escuderos son Josu García (guitarra), Igor Paskual (guitarra), Mario Cobo (guitarra), Alfonso Alcalá (bajo), Laurent Castagnet (batería) y Lucas Albadalejo (teclados) y que junto a la puesta en escena del mejor Loquillo en estos 40 años, están logrando llenar por donde pasan y que varias generaciones de incondicionales vibren al unísono con sus canciones, tanto con sus temas nuevos como con los de su etapa con Los Trogloditas, cuando lo hacía con un tal Sabino Méndez, y que tanto nos hicieron bailar y cantar allá por los años ochenta… concierto que forma parte de su gira “40 Años de Rock & Roll Actitud” y que está tocando a su fin, concluyendo con un concierto por todo lo alto el próximo 14 de Diciembre en el Palau de Sant Jordi de Barcelona.

Llegó Diciembre y nosotros el día 06 al Hotel y… (Ya escribiré un artículo sobre este hotel, pues se lo merece y tiene mucho que contar), el caso es que embriagado de Rock al alojarme en ese paraíso y casi sin darme cuenta, llegó el sábado, lo primero fue mirar en el periódico si Loquillo actuó en La Palmas la noche antes, ya que estaba con Gripe una semana atrás, aunque aun así y con fiebre actuó en Zaragoza el 01 de Diciembre. Tras verificar que si actuó y por lo tanto todo seguía según lo previsto, desayunamos fuerte ese día, normal lo teníamos incluido en el precio y encima buffet, después fuimos a darnos un baño a la playa de las américas, luego a La Laguna, comimos por allí y quedamos con unos amigos de allí  para saludarlos y tomar un buen whisky con ellos antes del concierto, nos fuimos hacia el Pabellón “Santiago Martín” justo a las 20 horas, momento en el que comenzó a tocar el músico tinerfeño Simón Salinas, uno de los mejores referentes del Rock actual en Canarias y sobre todo después de su disco “Avante toda”, el cual fue calentando el ambiente antes de la llegada del Loco.

Loquillo Tenerife

A las 21 horas clavadas, las luces del escenario se apagaron, con el sector de pista lleno por completo y las gradas a medio completar, yo y mi chica nos fuimos acercando al escenario, nos hicimos un hueco justo a unos 5 metros, sitio perfecto para ver, bailar y cantar y como no, fotografiar a Loquillo y a su grupo en plena acción.

Se podía palpar la excitación del público a la espera y sobre todo cuando entraron al escenario los componentes del grupo y se divisaba sus siluetas en la oscuridad y como se iban colocando cada uno en su puesto de batalla, al poco suenan los acordes de “Rock And Roll Actitud” y el público se viene arriba, suenan silbidos y gritos, pero al cabo de unos segundo se hace el silencio y entre las sombras del escenario, aparece una figura alta y oscura, la cual se acerca al centro del escenario, y si es el, es Loquillo, elegante, sublime… un Rock and Roll Star y nos lo iba a demostrar… llama la atención del respetable, el cual  se arranca con un grito, quizás de admiración, de adoración, de ganas de disfrutar, de ganas de Rock…y las luces y la música comienzan a sonar, haciendo vibrar no solo las paredes del pabellón sino también a todos los allí presentes.

A continuación tocan “El hijo de nadie”, mostrándonos que con fe y trabajo duro, se puede llegar a donde uno se lo proponga, luego “A tono bravo”, que ánima al personal, con “El mundo necesita hombres objeto” y “Territorios libres” nos hace entrar en calor, tras “El mundo que conocimos” levanta los aplausos de los presentes al acabar con la frase “En Barcelona nosotros sumamos no restamos”.

Tras estas palabras sigue con “Salud y Rock and Roll” que hace mover las caderas a un público ya entregado y llega su dedicatoria al gran “Johnny Hallyday” con “Cruzando el paraíso”, coreada por todos y acaba con un guiño al cielo y el saludo fraternal con su batería de origen francés Monsignor Laurent, chocan sus puños y luego dirigen sus manos al corazón en recuerdo de Johnny, Comienza su tema “Con amor”, así le enseñó su padre, a hacer las cosas con amor y por eso está donde está, en la cima y a continuación se oyen los acordes de El Rompeolas, la gente grita al oírlos y en pleno frenesí todo el recinto somos una sola persona, una sola voz, todos cantan y Loquillo ríe, sabe que ya nos tiene donde quiere, somos suyos y él es nuestro, una simbiosis perfecta de Rock and Roll entre el artista y su público, a continuación “Memoria de Jovenes Airados”, todos los que amamos el Basket amamos este tema y sobre todo Yosu García, que nos deleita con uno de los punteos más elegantes de toda la noche. Luego con “Rock Suave” nos hace volar al pasado y con “Carne para Linda”, sorprende al público bajando del escenario y cantando en la pista, permitiendo el contacto, fotos y apretones de mano, Loquillo es humano, es cercano, es de los nuestros y eso el público lo agradece para a continuación subir al escenario, cuando comienzan a oirse los golpes de batería del “Ritmo del Garaje”, aquí ya el estasis fue brutal y maullamos todos juntos al ritmo del Loco, terminando este primer pase con “El rey del Glam”, donde todos miraban a Igor Paskual, el más Glamuroso del grupo y recordábamos a la vez a nuestra querida Alaska, dándole al tema un toque roquero que hace las delicias de la concurrencia, desapareciendo a continuación del escenario, lo cual nos da algo de tiempo para coger aire y recuperar el aliento después del elixir de rock con el que nos han deleitado.

No dio tiempo a mucho pues al poco tiempo ya estaban de nuevo en sus puestos y sonando los acordes de “Las calles de Madrid” y su recordatorio al gran “Pepe Risi” y a continuación “Luche contra la ley”, versión de uno mis grupos preferidos, The Clash, “I Fought the Law” y que nos hizo saltar y cantar a todos. Luego llego el momento de “Chanel, Cocaína y Don Perignon” con ese toque Rockabilly que Mario Cobo sabe darle a estos temas, con los acordes de “Yo para ser feliz quiero un camión” Tenerife tuvo su camión también al igual que las otras ciudades que el Loco ha visitado durante su gira, luego “El crujir de tus rodillas” y “Piratas”, donde los coros que hacen los compañeros de reparto de Loquillo son de elogiar y sin los “Nu Niles” expertos en estos lares, al igual que “El hombre de Negro” versión del gran “Johnny Cash” y ese toque country característico que Mario Cobo impregna estos temas, para enlazar con “En el final de los días” y a continuación hacernos bailar a todos con “Esto no es Hawaii”.

Luego Alfonso Alcalá hace sonar su bajo en solo que precede a otro de sus temas conocidos “La Mataré” para enlazar con “Rock and Roll Star”, preludio en su momento de lo que Loquillo ha conseguido, ser una estrella del Rock and Roll en nuestro país, tema que la parroquia cantó al unísono con el Loco, después llegó el momento de “Qué hace una chica como tú en un sitio como este” de Burning, donde el respetable demostró que el rock no muere nunca y el asturiano Igor Paskual saco su guitarra de muchas batallas e hizo las delicias de los allí presentes y a continuación “Mi calle”, para acabar con “Feo, Fuerte y Formal” que cantamos y bailamos y a continuación “Cadillac Solitario”, himno ya para muchos y que no puede faltar en los conciertos de Loquillo como colofón final de un concierto apoteósico, llevado a cabo por un artista y unos músicos que saben lo que hacen, se lo toman muy enserio y lo hacen con amor y sobre todo profesionalidad, y como dijo el mismo, son un EQUIPO,  el resultado, más de dos horas y media de Rock and Roll tocando más de 30 temas que hicieron las delicias de todos los que asistimos este pasado sábado 8 de Diciembre a ver a Loquillo en Tenerife, el mejor Rockero español de todos los tiempos, y mira por donde, me ha pillado de paso en mi vida… que suerte tenemos algunos…

Viva el R´N´R…

Mario Contreras Mora para La Sexta Cuerda.

Sobre Mario Contreras

¿Te gustaría darnos tu opinión o aportar algún comentario?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *