Música en Twitch
Los Benito - En un rincón de mi cabeza

Benito Kamelas, Los Benito, Rock de barra… Corazón puro y guitarras afiladas

Como si no se hubieran ido, como si los necesitásemos ahora más que nunca, como si hubiesen inventado esto. Tras 6 años sin nuevas canciones y una canita al aire de Quini en solitario, Benito Kamelas vuelven, abreviando su nombre pero agrandando su leyenda.

Consolidando su estilo, grabando a fuego riffs, coros, reivindicación y esperanza en uno de los mejores discos de su carrera. Una evolución natural que renueva ilusiones y depura su técnica. Conocemos esa guitarra, pero los acordes son nuevos. Voz aguda y sincera, riffs como colchón y unos coros sin duda familia de Porretas. Las guitarras cogen ritmo y ya estamos dentro, en El Rincón de Mi Cabeza. Canción que da nombre al disco, y no es para menos, pues antes del minuto uno ya nos muestra que son ellos, que nunca se fueron.

La magia se insufla conforme va naciendo

Como ya nos adelantó Quini, el álbum está grabado todo en una sola pista, con todos los instrumentos a la vez. Se nota que la magia es capturada en su estado natural. Magia que crea un nuevo himno, Lola. La que sirviera de aperitivo para este festín, confirma lo que ya nos hizo presagiar configurándose como una de las más potentes. Canto a la mujer luchadora. Evolución del ska más urbano. A contratiempo homenajean a las mujeres que tiran de su casa, trabajadoras como ellas solas y con la sonrisa como escudo. Olé por Los Benito.

Y volvemos como más nos gusta, a lomos del ya característico rascar de sus trastes. Para Siempre, canción con la que iluminar las horas más oscuras de la vida. Corazón caliente, cada latido vuestro es para siempre.

Recuerdos del Cañas y Barras, sabores que nunca se fueron

Tatuajes pone voz al maltrato, a la prostitución, a la ignorancia… Pero también a la superación, a la luz al final del túnel. Un bajo se echa la voz a cuestas y abre la puerta a clásicos riffs que danzan en perfecta armonía con el resto del equipo.

Y otro nuevo himno. Mañana demuestra que la experiencia es un grado y derrocha calidad desde los primeros punteos. Sus duelos de guitarras, la esperanza grabada en sus letras, su potente estribillo… Sube el volumen y levántate del sillón.

Mañana, cuando afrontes tus batallas, cuando escribas tus canciones, cuando venzas tus temores. Si pudieras ver mañana todos los amaneceres que se me han grabao en el alma

Volvemos al presente, a hechos reales, a la dureza del día a día para muchos. Quini se basa en sus abuelos para describir el amor eterno, la muerte, el adiós. De nuevo la protagonista es una mujer, María. Un Quini inspirado lleva la batuta subiendo octavas a hombros de estos impresionantes coros que nos regalan en este trabajo. Uno de los temas más sentidos a este rincón de mi cabeza.

Puro Rock de barra

Y como no podía ser menos, de lo que han impregnado gran parte de su discografía, reivindicación. No iban a dejar pasar Los Benito la oportunidad de levantar la voz en los tiempos que corren, de gritar frente a las injusticias, frente a la manipulación. Las Calles Dormidas llama a la manifestación, a levantarse del sofá y sacudir las calles. “Llegó el momento de que surja esa rabia contenida”. Potente reivindicación con el sello de la casa.

Bajamos decibelios y volvemos al amor, a clamar seguir viendo las estrellas, a abrazar el sol de invierno. No Me Acostumbro, que vuelva tu luz, la noche es muy larga.

Canción dedicada, a cómo me encandilas, a tus Tirabuzones. Canto al deseo, a tu aroma, a tus recuerdos.

Y Todo Va Bien, cerramos el disco con optimismo. Esta vez con la voz del El Loko dirigiendo la orquesta, dejando atrás los miedos, abriendo los ojos cuando todo va bien, disfrutando la meta conseguida.

Los Benito celebran su 20 cumpleaños como mejor saben hacer, con un disco lleno de energía, de esperanza, de rock sincero. Disco que sienta como un golpe en la mesa del rock en castellano. han cambiado su discurso, ni falta que hace. Siguen siendo ellos, nunca se fueron, y esperamos que nunca lo hagan. Siempre Benito.

 

Sobre Justo I. Fernández

Director de La Sexta Cuerda. Apasionado de la música, enamorado del rock, amante del periodismo. Con años de experiencia en el sector audiovisual, trabajando dentro y fuera de España, me embarco en este sueño tan bonito que es La Sexta Cuerda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *