Música en Twitch
Mafalda

Mafalda: “En un festival te ves 70 grupos y solo hay 6 o 7 mujeres, no se lo han currado”

Reivindicando a la mujer en la música

Ya hace más de un año que Mafalda publicó ‘La última vez que te escucho’, su último disco y el siguiente tras ‘Nos deben una vida’ (2014). Con este álbum se puede decir sin miedo que han dado el gran salto al Estado, con una gira que ya dura un año y en la cual han hecho hasta tripletes, colgando el “no hay billetes” en más de una sala. Pero la banda no piensa en números, como dicen, no van a “vivir de la música”, aunque su éxito sí que está consiguiendo que  su mensaje anticapitalista y sobre todo feminista (es uno de los grupos que más está haciendo por visibilizar a las mujeres en el mundo de la música) se difunda mucho más.

Tras su concierto en Zaragoza el pasado 3 de marzo en la sala King Kong, donde agotaron todas las entradas, los cantantes Bárbara y Marcos nos cuentan cosas de su próximo trabajo y conciertos.

Lleváis ya mucho tiempo girando con vuestro último disco, ¿qué tal os ha ido acogiendo el público?

Marcos: Nosotras notamos una explosión increíble desde ‘Nos deben una vida’ (2014) a este disco, porque aquel nos sirvió para dar el salto al Estado, y pudimos hacer mucho camino. Nos rompimos mucho la cabeza yendo por todo el Estado muchas veces palmando, pero tras sacar el disco y volver a la ciudad, estaban todas las salas llenas. Entonces 2016, la primera parte de la gira en marzo, que fue Alicante, Murcia, etc., fue una locura, fue precioso. Yo me acuerdo del primer tema del primer concierto, ya con el nuevo disco, de empezar a cantarlo y no escucharme de la peña que había gritándola, y yo dije, what? Y te subes para arriba, te da una energía eso… Ha sido una gira súper bonita, hemos hecho hasta tripletes.

Es uno de los grupos que más está haciendo por visibilizar a las mujeres en la música

Ahora estáis en la segunda parte, ¿cuánto tiempo seguiréis?

M: Esta segunda gira la hemos planteado mucho más calmada porque nos hemos quemado muchísimo, todas tenemos estudios y curros y si seguimos a este ritmo vamos a palmar, porque nosotros no vivimos de la música, no es un proyecto para vivir. Esta pequeña gira de un mes y medio vamos a hacer seis o siete salas pero nada más, muy poquitas en plan Barcelona, País Vasco, Madrid… y ya festivales, porque de verdad que quema muchísimo la carretera, son muchísimas horas. Tiene todos los componentes para ser un trabajo, pero en nuestro caso no lo es, entonces hay que dar el doble. Tiene todos los peros de un trabajo y ningún pro (risas).

¿No os planteáis vivir de ella en algún momento?

M: No, no, esto nació de una manera y morirá de esa manera. Nunca vamos a vivir de esto. Lo que hacemos es cobrar algo para poder cubrir los gastos de comer y cenar por ahí, la gasolina. Tiene todos los componentes para ser un trabajo, pero en nuestro caso no lo es, entonces hay que dar el doble. Tiene todos los peros de un trabajo y ningún pro (risas).

Bárbara: Yo estaba en una orquesta, pero hay que elegir, llega el momento en el que tienes que tomar una decisión y decir ‘me la pego’, pero luego se disfruta mucho y vale mucho la pena.

¿Veremos más discos de Mafalda?

M: Estamos pensando parar indefinidamente en septiembre u octubre, hasta que tengamos el disco más pepino que podamos crear, porque no nos apetece forzarnos. Hemos compuesto ya mientras girábamos y es horrible, imagínate tocar viernes y sábado, llegar el domingo y el lunes ponerte a componer.

B: Y luego estar componiendo toda la semana hasta que llega el viernes, y vuelves a actuar tocando el disco. Y ha salido un buen disco, pero sabemos que si lo volviéramos a hacer así no sería tan bueno.

En los grandes festivales es cuando te topas con la realidad. Sesenta o setenta grupos y menos del 3% son mujeres

¿Seguiréis en la misma línea que ‘La última vez que te escucho‘?

M: Nosotras siempre estamos avanzando, que no quiere decir que vaya a ser mejor. Nos la vamos a jugar como en cada disco nos la hemos jugado. Hemos hecho cosas en las que hemos dicho ‘si les gusta bien, y si no pues hemos palmado’.  Y tenemos ideas muy rompedoras, que a la peña le van a romper la cabeza. Pero sí, van a cambiar mucho las cosas. En cuanto a músicos, orientación del directo, show, todo. Tenemos muchas ideas pero todavía no las podemos llevar a cabo, este disco es este disco, y hay que acabar la gira. Eso sí, nos queremos quitar de encima la etiqueta de reggaecore, porque no nos representa para nada. Seguramente viene una oleada de más metal, más duro… Más rock, para dejarlo claro, no va a ser todo metal. Ya veremos, de momento solo están las ideas.

Estamos luchando muy duro para que la técnica de luces sea mujer por ejemplo

En cuanto a temáticas, ¿qué os queda por reivindicar en vuestras canciones?

M: No quedan tantas, igual tenemos que hacer algún refrito de alguna, en plan, este tema que ya lo hemos tocado pero mirando las cosas de otra manera. Y seguramente toquemos más el género absurdo, la metáfora, sin que una canción tenga que reivindicar nada. Que también es divertido, y no queremos que el disco sean 15 canciones con 15 temáticas. ‘Nuberu’ por ejemplo es una temática completamente ambigua, habla de muchas cosas y de nada a la vez, eso nos ha gustado.

B: Que te hagan pensar a ti y no te lo digamos nosotros. No pensamos en ‘ahora vamos a tocar el tema de la homosexualidad, ahora de la muerte’… Nos apetece fluir. Vamos a reinventar el grupo.

Vosotros sois uno de los grupos que más ha protestado por la baja presencia de mujeres en las bandas y en los festivales, ¿habéis notado alguna evolución en ese sentido?

M: Lo que ha ocurrido es  una explosión, toda la gente se ha dado cuenta de que no hay apenas mujeres y había que reivindicarlo ya. Pero bueno, en Mafalda por ejemplo son dos de nueve, tampoco tiremos cohetes. Estamos luchando muy duro para que la técnica de luces sea mujer por ejemplo, pero cuesta muchísimo encontrar, las hay, pero… Eso sí, hablo del gremio en concreto de técnicos de sonido y luces, músicos hay muchas más, eso no es tan difícil de encontrar.

B: Pero en los grandes escenarios y en los grandes festivales es cuando te topas con la realidad del asunto. Te ves sesenta o setenta grupos durante cuatro días y hay siete mujeres, menos del 3%, ¿cómo puede ser? No se lo han currado. Lo que queremos hacer es que se vea que sí que las hay, que sí que se puede currar un cartel con muchas tías. Hay que conseguir que tengan una oportunidad, que muchas no tienen ni la oportunidad. Si se consigue hacer una moda va a ser la forma más fácil que se llene de crías que quieran tocar. Si de repente tu ídolo es una tía… Es que nunca te dicen que tú puedes coger la guitarra, no, no, tú como mucho cantar. El objetivo es que haya una oleada de crías que sepan que pueden hacerlo. Es crear esa moda, que exista de verdad, que exista formación también pero que venga de eso. Que la gente no diga ah mira, una chica batería, que se normalice.

M: El público tiene que coger y decir, tu festival no tiene mujeres, no voy, y el promotor tiene que ver que un festival se le queda vacío y se queda en bancarrota, y el año que viene te aseguro que hasta la apuntadora es tía. Porque solo les interesa la puta pasta, les importa un carajo lo que dices en tus canciones. Consigues que el público quiera eso y se acabó.

 

Sobre Javier Lafuente Tomás

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *