https://bit.ly/rockentwitch
Medina Azahara

«Yo siempre estaré a favor de mi libertad y la libertad de la gente»

Manuel Martínez | Vocalista de Medina Azahara

El grupo cordobés comenzará el 15 de abril en Madrid “el mayor homenaje a Triana”, una gira que les llevará por todo el país

La legendaria banda vuelve a lo grande y sorprende a todos sus seguidores con una gira homenaje a Triana, precursores del rock andaluz. El tour conquistará teatros y auditorios de las principales ciudades del país para ponerlos al servicio del rock. Manuel Martínez (Córdoba, 1951) es el vocalista y miembro fundador de la banda. Medina Azahara cuenta con más de 40 años a sus espaldas, 20 discos de estudio e incontables conciertos por todo el planeta, junto con numerosos premios y reconocimientos. Es una de las bandas más sólidas del panorama rockero nacional. Ahora es tiempo de salir a la carretera y reencontrarse con sus seguidores, con las limitaciones actuales, para tratar de recuperar la música perdida.

Pregunta: Comienza una gira muy ambiciosa homenaje a Triana con la que recorreréis teatros y auditorios de todo el país, un lugar tradicionalmente alejado del rock. ¿Cómo tenéis planteada la gira?

Respuesta:Esta gira la pensamos al inicio de la pandemia. No nos metemos en los teatros por ella, sino porque va a ser un espectáculo que, con la gente sentada, se va a ver más bonito. Van a sonar muchas canciones de Triana que llevan una melodía y son muy sinfónicas. Exceptuando algunas más fuertes como “Rumor”,“Desnudo a la mañana” o “Quiero contarte”, todo lo demás es muy apacible. Un teatro siempre va a dar ese calor, esa sintonía con el público, donde los silencios que va a haber quizás sean más bonitos que la música. Pensar en estar tocando una canción y que de repente haya un espacio en donde no hay música, el simple silencio…. eso en un teatro es impresionante, en otros sitios no se puede palpar.

P: ¿Tenéis pensado algo especial para la puesta en escena?

R: El escenario va a ser distinto de lo que venimos haciendo, con tres alturas y gente entrando y saliendo, una bailarina y un guitarrista flamenco aparte de Ventura, que también ayudará en otros momentos con la acústica. Los aspectos audiovisuales y la iluminación van a quedar muy compactos, con lo cual un teatro parece el sitio adecuado para hacerlo. Eso no quiere decir que cuando acabe la gira en teatros y auditorios no se haga alguna vez al aire libre, pero por ahora se ha pensado así.

Medina Azahara - Homenaje a TRIANA en Madrid | Entradas El Corte Inglés

P: Es obvio que Triana es una influencia en vuestra música. ¿Qué significa para vosotros este homenaje y poder llevar su mensaje también a un público que quizás no lo vivió o no lo conoce tanto?

R: Triana tuvieron mala suerte: duraron muy poco tiempo e hicieron muy pocos discos. Había mucha gente intentando hacer un sonido con la música de Andalucía, pero ellos fueron los que dieron en el clavo. Con su primer disco El Patio tuvieron mucha influencia en un montón de grupos que salieron posteriormente, como Alameda, Cai o nosotros mismos. Por eso todos tenemos que estar agradecidos de que Triana abriera las puertas para que los demás pudiésemos entrar y las compañías discográficas se fijaran en lo que se estaba haciendo en el sur. Nosotros mismos con el primer disco pudimos fichar por la que, en aquel momento, era la multinacional más importante del mundo y con el primer disco obtuvimos 200.000 copias vendidas. Eso hay que agradecérselo y es lo que intentamos hacer, darle ese homenaje.

«Tenemos que estar agradecidos de que Triana abriera las puertas para que los demás pudiésemos entrar»

P: En la gira vais a tocar temas de Triana, ¿pero también sonará algún tema propio?

R: Sí, sí, claro. Al final tocaremos seis o siete canciones de explosión de Medina Azahara. Lo disfrutaremos de otra forma porque los temas nuestros que hemos elegido son potentes, para que a la señora del teatro se les pongan los pelos de punta.

P: Soisun grupo que se ha mostrado especialmente activo en el confinamiento, con conciertos on-line, la maravillosa versión del “Resistiré”. ¿Cómo vivisteis esos días de encierro?

R: La verdad es que fue un poco difícil, porque estábamos acostumbrados a estar siempre trabajando… siempre ensayando. Nuestra ocupación principal era tocar, ya que teníamos dos giras pendientes con bastantes fechas, una como Medina Azahara y otra como Manuel Martínez en solitario, con el disco de “Las hojas de otoño”. Con la pandemia se canceló todo y nos tuvimos que quedar en casa. Queríamos estar cerca de la gente e hicimos varias cosas juntos, como las versiones de “Resistiré”, “Necesito respirar”. Todo eso era para pasar el tiempo, divertir a la gente y estar con ellos.

P: Durante la desescalada sacasteis un tema, que se ha convertido a su vez en el primer single de vuestra carrera.¿Cómo surgió la idea de grabar “A metro y medio de ti”?

R: Se nos ocurrió en un concierto viendo a la gente separada entre sí, sin poder darse la mano, sin poder darse un abrazo. Cuando llegamos a una sala o a un teatro hay amigos, gente conocida, que viene de fuera, y era una situación rara porque no podíamos acercarnos a ellos. En el escenario se nos ocurrió hacer una canción de lo que estábamos viviendo, y de ahí nació “A metro y medio de ti”.

P: Una vez que se abrieron las puertas, fuisteis de los primeros y prácticamente únicos de los grandes del rock que han hecho conciertos. ¿Os resulta raro ver a vuestro público sentado en los conciertos?

R: Hay que adaptarse, porque es una situación que nunca habíamos vivido. Aunque habíamos hecho algunas cosas en teatros, la gente al final terminaba poniéndose de pie. Ahora con la distancia de seguridad y la gente sentada es diferente, y se ve como una cosa “especial” … incluso nos divertimos con la situación. Se vive una energía diferente con la gente dando palmas sentada, pero hay que adaptarse porque no podemos hacer otra cosa. Sin duda es raro porque estamos más acostumbrados a la reacción de la gente, a que disfruten con las canciones, salten, canten y se diviertan. Nos motiva que hagan lo que les apetezca. En definitiva, eso es lo que pretendemos: divertirnos con ellos y ellos con nosotros.

P: Vuestra primera aparición fue en una época tan convulsa, como la de finales de los 70, con España en plena apertura cultural y una inestable situación política de la postdictadura. En el panorama había bandas como Ñu, Asfalto, Leño, Bloque, entre otras. Llegasteis con un mensaje positivo y canto a la libertad. ¿Cómo recuerdas esos años de ebullición en España?

R: Al principio empezamos a tocar música de otra gente y nunca tuvimos problemas en tocar lo que queríamos. De vez en cuando tocábamos alguna, como la canción del Che Guevara, y había gente en algunos pueblos que se rebotaba, pero había mucha más gente que no lo hacía, con lo cual nos daba igual. Después, nuestro primer disco como Medina Azahara fue un disco de ilusión, porque podíamos hablar de lo que habíamos vivido antes y hacerlo con canciones. Como vocalista, cuando empecé a escribir trataba de hacer las melodías fuertes para que la gente las pudiese entender y, sobre todo, he intentado siempre cantar bastante claro y no disimular nunca lo que quería decir. Somos un grupo que hemos hecho siempre lo que hemos querido y lo que hemos visto defendible para la gente en general. Si hay algo que sabemos que a la gente le duele, tratamos de defenderlo en una canción. Hablar de libertad es hablar de los derechos del ser humano. Yo siempre estaré a favor de mi libertad y la libertad de la gente.

«He intentado siempre cantar bastante claro y no disimular nunca lo que quería decir»

P: Además de Triana, mencionáis como referencias a Deep Purple, Pink Floyd y Uriah Heep. ¿Cómo influyó la música anglosajona en vuestro estilo tan marcadamente vinculado a vuestra tierra?

R: Para sobrevivir de la música antes de Medina Azahara cogimos el Made in Japan de Deep Purple y lo interpretamos en directo total. También el Live de Uriah Heep. Además de canciones más festivaleras y comerciales para tocar en todos los sitios que nos contrataban. Luego, al hacer cosas nuestras, intentamos hacer rock con voz flamenca. La cuestión era hacer cosas distintas. Cuando salió Triana vimos que ese era el camino, que justamente era lo que nosotros estábamos haciendo, ellos más sinfónicos y nosotros más rockeros. Las influencias de Triana sí que se reflejan en nuestra música, pero nosotros haciéndolo mucho más fuerte.

P: Sufristeis en vuestras propias carnes el rechazo de la industria en los años 80, con la irrupción de “La movida”. Aquellos años guardan cierta similitud con la época actual, donde el rock ha quedado relegado a un segundo plano en la prensa y en las radiofórmulas. ¿Cómo veis la situación actual? ¿Qué les dirías a los chavales que están empezando?

R: Todos los tiempos van cambiando. Nosotros en aquella época habíamos sacado un disco muy potente y, con “La equina del viento”, hicimos la mayor gira que puede hacer un grupo, que es tocar casi todos los días. Después de “Andalucía” las compañías dejaron de creer en el rock andaluz. Como siempre hemos defendido la libertad, decidimos hacerlo por nuestra cuenta y salió “Caravana Española”. Los demás grupos empezaron a separarse. Nosotros intentamos aguantar hasta que llegó el tiempo de “En Al-Hakim”, y el directo del Leganés. Luego con “Sin tiempo” y “Donde está la luz” empezamos a remontar. Pero es verdad que hay tiempos en los que el rock deja de estar en las emisoras, en la televisión, lo que se oye es lo actual o “moderno”. Ahora está la música latina: reggaetón, bachata, etc., que no se deja de oír. Pero hay que luchar contra eso. Yo le diría a la gente joven que siguiese creyendo en lo que ellos intentan hacer y no guiarse por las modas. Cuando se cree en una cosa, eso debe ir por encima de todo, hay que agarrarse a ello sin temor. Pasan tiempos en los que no se gana dinero o reconocimiento, pero siempre llega el momento.

P: Sois una muestra de evolución y coherencia con vuestro estilo. Pasasteis momentos duros, pero os reconstruisteis con constancia y fe en vuestro proyecto. Llegasteis al éxito masivo en los 90s con “Sin Tiempo”. ¿Cómo vivisteis esa segunda etapa que marco la llegada de Paco Ventura a la banda?

R: Paco estaba en “En Al-Hakim” y en el directo de Leganés. Entró justamente con una banda paralela que teníamos Rabadán y yo. En los ensayos vimos que era un tío muy potente con la guitarra y luego aportó bastantes ideas para la segunda etapa del “Sin tiempo”, “Donde está la luz”,“Árabe”, “XX”. “Aixa”, fue elegido como el mejor disco de rock ese año y la mejor canción (Córdoba) por la SGAE; y mira que era difícil porque estábamos compitiendo con gente que estaba en multinacionales y tenía mucho poder en aquel momento, como era Mago de Oz, Dover y Fito, pero nos lo dieron a nosotros. Son discos que van marcando una pauta. “Sin Tiempo” fue un exitazo, porque el disco era muy bueno y tuvimos la gran suerte de conectar con Revert, director de Cadena 100 que estaba empezando, y le gustaron todas las canciones del disco. Hizo que todo el mundo nos escuchara. Ese disco fue algo bonito e inolvidable.

P: En vuestro último disco “Trece rosas” de 2018, hacéis un homenaje a las jóvenes antifranquistas fusiladas en Madrid en 1939. Es una reivindicación y una forma de acercar este tipo de historias a gente que no las conoce. ¿Cómo de importante creéis que es la labor social del rock para denunciar injusticias, sacudir conciencias y actuar como motor de cambio?

R: Hay dos tipos de artistas que pueden hacerlo. Unos son los cantautores, porque siempre lo han hecho: Cecilia, Raimon, montones de gente que han hecho canciones a favor de la libertad. Luego está el rock, que es un estilo muy dado a reivindicar cosas. No nos conformamos con hacer canciones ñoñas, siempre queremos que tengan un mensaje. Pero esto pasa en Medina, en Leño, en Obus, en Mago de Oz. Siempre queremos reivindicar algo y además tenemos ese altavoz tan grande con el que podemos llegar a tanta gente, así que podemos utilizarlo para denunciar injusticias y estar con la gente codo con codo.

«No nos conformamos con hacer canciones ñoñas, siempre queremos que tengan un mensaje»

P: Hablando de “Trece Rosas”, la crítica se descubrió una vez más ante este trabajo y las ventas funcionaron bien. ¿Tenéis planes de meteros en el estudio a grabar un nuevo álbum?

R: Hemos hecho un disco que saldrá próximamente con las canciones de Triana que vamos a tocar en los conciertos. Aunque vamos a presentar este trabajo el 15 de abril en el Nuevo Alcalá de Madrid, la gira la retomaremos el 15 de octubre en Córdoba para después recorrer todo el país. Mientras tanto, tenemos todo preparado hacer en verano una gira-homenaje al disco “A toda esa gente”, que creo que va a ser muy bonito porque fue grabado también en directo y se recuerda con mucho cariño. En él están muchas de las mejores canciones de “Sin tiempo”, “Donde está la luz” y “Árabe”. Después de eso, haremos un disco de estudio, pero será dentro de un tiempo, ya que esa gira puede que acabe dentro de dos años.

P: Ante la situación de incertidumbre actual, ¿cómo pueden los fans y los medios de comunicación especializados en música ayudar a las bandas que hoy en día están pasando tan malos momentos?

R: Cuando se abran las puertas, el público puede ayudar asistiendo a todos los conciertos posibles para disfrutar de todo el tiempo que no hemos disfrutado, para vivir en directo la música. Los músicos siempre hemos estado aquí intentando ayudar, de una forma o de otra. Los fans ya lo saben, si ellos ayudan nosotros vamos a dar todo desde los escenarios para que ellos se sientan felices. Intentar ayudar con música es algo muy bonito para un músico.

Sobre Fran Janeiro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *