Música en la calle

Un festival al que asistimos cada día

Hay un tipo de concierto al que podemos asistir todos y cada día en la ciudad condal, Barcelona. Podemos encontrarlo mientras vamos a trabajar, a la universidad o al instituto, acudiendo a una cita médica, yendo a visitar a nuestra familia, viajando para ir de compras, de fiesta, o de paseo… Prácticamente en cualquier día normal de nuestra rutina podemos encontrarlo, y hay que reconocer que más de una vez nos ha impresionado, alegrado el día, o hasta provocar el quitarnos los auriculares para oírles mejor a ellos: los músicos de metro.

Y es que estos acompañantes de nuestros viajes nos regalaron el pasado sábado, 29 de Febrero un Festival de Músicos de Metro de Barcelona, de 11h a 23h, en el vestíbulo del metro Universitat L1-L2. Este festival, organizado por AMUC, la asociación de músicos de calle y de metro de Barcelona, tuvo más de 40 actuaciones a lo largo del día, y concluyó con la Banda Mutant como punto y final.

Si algo tuvo este festival fue una variedad absoluta, teniendo en cuenta que cada músico tiene su aura y su estilo caracterizador, abarcando desde Salsa a Rock, y desde Flamenco a Pop. Dentro del género musical de Rock, tuvimos la oportunidad de hablar con Fernando, un músico de metro que se acompaña con su guitarra eléctrica al ritmo de canciones míticas y una base.

¿Cuándo empezaste a tocar en el metro, y por qué?

«Pues no hace mucho, igual hace 3 o 4 años… Realmente cuando empezó la asociación yo también me asocié, porque hace muchos años que empezó. Y luego yo, posteriormente, al tiempo, volví a ponerme a tocar en el metro.»

¿Y por qué motivo lo hiciste?

«En esta segunda ocasión, entré porque era un momento económico en el que no me acababa de ir bien del todo, y fue una ayuda.»

¿Crees que se puede vivir de tocar en el metro?

«No, para vivir, difícilmente. Todo depende de las necesidades económicas que tengas… Si no las tienes muy altas, a lo mejor te puedes llegar a apañar, pero no es un buen vivir si llega a ser el caso de eso. Y, además, tendrías que hacer muchas horas. Y es algo que nunca es un dinero fijo, depende de muchos factores: están los tuyos de cómo te puedas encontrar, qué tocas ese día; o los del momento, la estación en la que tocas, si se oye mejor, si se oye peor, la gente cómo está… Es una lotería. Entonces, yo en ese sentido… Es una ayuda.»

¿Crees que se valora el talento de los músicos de metro?

«Yo supongo que sí, porque hay gente que demuestra que lo tiene en cuenta, pero los hay que evidentemente no es así.»

Independientemente de ello, ¿tú disfrutas cuándo lo haces?

«Sí, claro, generalmente sí.»

Vemos que el estilo por el que te inclinas es el rock, ¿por qué apostaste por ese estilo?

«Bueno, yo soy un músico extraño en ese sentido. Pero bueno, cuando empecé a tocar la guitarra tenía 14, o 13 años… Pues en ese momento, lo que me llamaba la atención era el rock. Y pues, aposté por ello y seguí. Pero también como todo músico, cuándo llevas tiempo, pues también te acabas interesando por otros estilos. Aunque realmente, mi estilo es ese.»

¿Crees que cambiando de estilo podrías llegar a ganar más dinero? Y si así fuera, ¿lo cambiarías?

«A ver, esta pregunta que me haces tiene una explicación muy larga, pero yo te la voy a sintetizar. Yo soy de los músicos que sienten que tienes que tocar lo que a ti te gusta, y en lo que crees. Luego, el público no es que no sea importante, pero lo primero tienes que ser tú y disfrutarlo. Hay personas que pueden disfrutar con esto que dices porque su medio es hacer dinero, o ser conocidos y tal. Pero es una manera de verlo diferente. En mi caso no, yo intento tocar porque me gusta e intento disfrutar. Yo toco para disfrutar yo y para mí, no por hacer dinero.»

Con estas últimas palabras destacamos la gran esencia que tiene cada uno de nuestros músicos de ciudad, y os animamos a seguir apreciando la labor que hacen de dar banda sonora a nuestro día a día.

Sobre Marta Jael

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *