Nasanov

Entrevista | Nasanov

El pasado 16 de enero la banda de indie-rock Nasanov daba la bienvenida a su disco debut de título homónimo compuesto por 12 canciones con una intención clara: dar visibilidad y expresar su preocupación y compromiso con ciertos problemas sociales de actualidad como la contaminación, la integración, la manipulación o la falta de representación de los intereses de la ciudadanía.

Esta semana con motivo de su concierto presentación en el Café La Palma, les hemos tenido por Madrid y hemos podido charlar un poquito con ellos.

Lleváis poquito tiempo con la promoción de Nasanov (vol. II), ¿estáis contentos con el resultado?

Carles: Por el momento sí. Con la promo llevamos unos días muy intensos porque hemos tenido la suerte de colaborar con Ana [Laballo] en la parte de lo que es promoción a nivel nacional y sobre todo Madrid, y eso es algo que nos ha abierto muchas puertas a la hora de mostrar nuestro trabajo y nuestra música a muchos medios. Y lo mismo en Valencia, con Armand Llàcer. La semana pasada tuvimos la presentación del disco allí en la Sala Loco y la verdad que tuvo una aceptación increíble. Vino mucha gente y nos lo pasamos muy bien, la verdad. Estamos muy contentos.

Santi: Y con el resultado del disco también hemos quedado muy contentos. Ha quedado muy redondo, encuentras canciones con distintos mensajes y muy potentes.

Ahora que mencionas el disco, según tengo entendido cinco de los temas ya estaban en un EP previo y le habéis sumado siete más. La primera pregunta sobre esto es: ¿En qué momento decidís tiraros a la piscina y lanzar un LP?

Sergio: El LP es un compendio de dos trabajos. No tenemos la sensación de haber hecho un LP y haberlo sacado porque como los cincos primeros, como has dicho ya estaban lanzados y algunos del segundo los hemos ido sacando sobre la marcha, la sensación es como un poco diferente. Es como que hemos ido sacando singles y así hemos llegado a un producto final con todo lo que eso significa.

Carles: Sí, lo hemos ido desgranando y lo hemos sacado en un único formato, sobre todo por si alguien quiere adquirirlo en su formato físico. Yo además creo que el hecho de haberlo sacado como un disco sirve que para quien no nos conozca tenga la sensación de que es un trabajo completo y que verdaderamente refleja con cada una de esas canciones lo que somos. Por eso nos merece la pena que estén todas juntas.

 

Ya con esto que me habéis dicho quizá la respuesta a la segunda pregunta va a ser «No»…

Carles: No. ¡Siguiente!

[Risas]

Me refiero a que como me habéis dicho que teníais cinco temas y los otros siete los habéis ido lanzando poco a poco, quizá a nivel sonoro haya poca novedad…

Carles: Bueno, en realidad sí la hay porque el primer EP ha sido remasterizado. Han sido otras orejas las que han cogido esas canciones y le han dado su toque. Y junto a los siete temas que hemos sumado al final todos han tenido una remasterización global para unificarlos y que suene todo a lo mismo, porque al final en la creación de unos temas y otros hay una diferencia de años.

Sergio: Y que además como el primer EP data de 2016 también ha habido un cambio con respecto a la composición de los temas porque en los tres años que los separan, y hasta el 2019 que es cuando hemos estado grabándolos, ha habido cierta evolución a la hora de entender la música, de nuestros gustos, y eso al final se plasma en las canciones que hemos ido sacando.

Antes comentaba Santi que hay distintos tipos de mensaje que queréis transmitir en las canciones, y es cierto. De hecho lo que más me llamó la atención al escucharos fue que todas las melodías desprenden mogollón de positivismo, pero después al escuchar a fondo las letras hay algunas más irónicas, otras en las que lanzáis mensajes más reivindicativos, y esto es algo que quizá en la escena indie no sea tan común, ¿no?

Sergio: Sí, es un tipo de mensaje que normalmente habita otros géneros.

Carles: Se podría decir que es un poco música de cantautor con un envoltorio mucho más festivo.

Sí, eso es.

Carles: Claro, es que es la iniciativa de querer dos cosas. Por un lado plasmar unos mensajes que a nosotros nos parecen interesantes y que se merecen un poco de sonoridad, como por ejemplo el tema del espectro autista, las islas de basura, o el consumismo. Al final hablar del amor y del desamor son cánones que no fallan nunca, pero que están muy trillados…

Sergio: Son temáticas que a la hora de componer nos mueven más. Tenemos una visión un poco más política con respecto a algunas cosas, y es algo que nos apetece señalar con la música.

Carles: Es nuestra forma de comunicar «esto» a través de la música. Y en cuanto a la musicalidad pues intentamos también hacer un formato que encaje en festivales, por ejemplo, que es un círculo al que nos gustaría acceder. Entonces ese toque festivo que invita a pasárselo bien yo creo que hace que las temáticas, que algunas son un poco densas, sean más fáciles de escuchar. Sergio dice muchas veces que hacemos indie al paladar con retrogusto a revolución, y la verdad es que lo compartimos porque el retrogusto que te deja ese mensaje es real. Poco a poco va haciendo mella en ti.

Sergio: Lo de retrogusto es porque no somos explícitos a la hora de explicar ciertas cuestiones. Los dejamos sobre la mesa y con el retrogusto empieza a actuar la mente del oyente.

Pues eso es algo que al escuchar el disco por primera vez me hizo ‘click’. Me puse el disco, estaba, la verdad, a otras cosas y empecé a darme cuenta de qué iba la historia con «Isla de plástico». Y me lo puse desde el principio.

Santi: ¡Eso es el retrogusto!

Pero claro, enlazándolo un poco con lo que decías tú, Carles, de haceros un hueco en los festivales. ¿Pensáis que quien os escuche en ellos va a estar atento al mensaje, o simplemente va a estar ahí bailando?

Santi: Supongo que habrá de todo.

Sergio: Habrá de todo, claro. Quien se quede con el mensaje, pues ole ella o él.

Carles: A ver, yo pienso que lo primero que entra es la música por suerte o por desgracia. Es el envoltorio, y en función de si te gusta o no, ya conoces el interior y puede hacer que te guste más el grupo.

¿Diríais que ese es el rasgo distintivo del sonido de la banda?

Carles: Más bien cómo enfocamos el mensaje. Ese toque irónico, esa canción alegre que de verdad tiene un mensaje triste es lo que yo creo que nos diferencia de lo que se suele hacer por ahí.

Santi: «Hipócrita consecuente» yo siempre digo que es la ironía en estado puro que yo no he visto hacer a nadie. Estamos hablando del consumismo, criticándolo, pero en el estribillo te decimos que lo compres. Y lo escuchas y de verdad te dan ganas de comprar algo.

[Risas]

Santi: Es un poco con lo que tratamos de jugar.

Carles: Y de hecho hay personas que nos dicen que por qué no hablamos con Wallapop y que lo usen en sus anuncios. [Risas] ¡Ahí sí que seríamos súper hipócritas!

Sergio: ¡Pero consecuentes!

[Risas]

Carles: Y volviendo a tu pregunta, pienso que otro tema original es el de «Muerta la calma» porque el enfoque es desde una primera persona, pero de una persona que tiene autismo. Y todo lo que dice la canción es como lo que él visiona o piensa en primera persona. Es ponerse en la piel de, que creo que es más complicado que por ejemplo hacer una canción sobre el autismo. Por eso creo que lo que nos caracteriza es cómo tratamos los mensajes.

A mí una de las primeras canciones que más me gustaron desde el principio es «Patinete perdido» aunque no estoy segura de haberla interpretado correctamente. ¿Qué queréis contar o expresar con esta canción?

Carles: Pues esa canción por un lado es una canción alegre con un mensaje muy triste porque es una persona que pierde a toda su familia en el mar. Y con esta canción queríamos por un lado demostrarnos que la manipulación es tangible, es decir, podemos darle a una letra muy triste un formato muy alegre y que la gente se ponga a bailarlo y corearlo. Y por otro lado dejar implícito el tema de las pateras, las muertes en el mar.

Sergio: Pero la magia también está en que cada cual lo interprete y se lo lleve a su terreno. Es parte del arte.

Os encontráis presentando el disco. La semana pasada lo hicisteis en casa, en Valencia, y el próximo viernes en Madrid. ¿Tenéis más fechas pendientes por anunciar?

Carles: Sí, tocamos este viernes 7 de febrero a las 9 en Café La Palma.

Sergio: Junto a Rodher.

Carles: Y el siguiente será el 15 de febrero en Pedreguer, Alicante. Ahí el formato es más rollo festival porque hay tres grupos: Gin Lemon’S, L’Home Brut y nosotros. También habrá un DJ. Luego está el 7 de marzo Albacete en la Sala Caribú…

Sergio: El 2 de abril en Castellón, en el Pub Terra. Y en mayo iremos a Barcelona, Murcia, Ontinyent.

¿Y cómo encaráis la gira? ¿Cómo van a ser los conciertos?

Carles: Nosotros como grupo somos un trío, pero un quinteto en los escenarios. Y pretendemos que haya mucho rock, y mucho pop, y mucho de todo.

Santi: Y mucha energía. El directo es muy enérgico.

Carles: Salimos a por todas siempre, a saltar, a que la gente coree, a invitarles a cantar con el micro. Yo creo que quien venga a cualquiera de esas fechas se va a encontrar con un grupo con ganas de pasárselo bien.

Sergio: Da cabida a todo el mundo aunque no se sepan las letras ni las canciones porque al final estamos haciendo un concierto para pasárnoslo bien y tener un momento guay de calor humano.

Ya por último, una curiosidad – que tenía que haberos preguntado antes – sobre el diseño del disco. ¿Qué significado tiene el poliedro?

Carles: Pues a ver, nuestro logo es un hexágono por el tema de las abejas. Y al igual que nos gusta deformar nuestra música nos gusta deformar ese hexágono, que en este caso hemos dejado implícito dentro de lo que sería un diamante, que es la imagen por excelencia de lo que sería un producto estrella, bien acabado.

Sergio: Y aparte queríamos hacer este diseño porque queríamos utilizar la mínima cantidad de plástico posible. Por eso decidimos hacer un póster con tintas ecológicas y papel reciclado que han diseñado Cristina Buenoa y Laura Vívar. Cada una ha hecho uno de los diseños. El único plástico que tiene es el delp ropio CD. Y porque no se puede quitar, que si no…

[Risas]

Carles: Y en el póster se ven reflejadas todas las canciones. No están las letras, pero sí imágenes y trozos de texto que las ilustran. Y luego la parte de fuera representa un poco el espacio, y  lo hemos querido reflejar también porque de alguna manera para nosotros es nuestro mundo, y lo hemos querido representar un poco como un planeta. Y otra cosa curiosa es que aquí en pequeñito pone dos cosas que nos representan mucho y dice: «A la primera nunca nos sale bien» y «A la segunda un poco mejor». ¡Y es verdad!

[Risas]

 

 

Sobre Maire Morrigan

Nacida en los 80 en un barrio conflictivo, crecí entre bakalas y boy-bands en los 90. En el 2000, me regalaron una cinta de cassette con “A golpes de rock and roll” en la cara A y "Revolcón" en la B. Fue mi primer pico. No he dejado de chutarme rock desde entonces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *