Pink Floyd, moldeando a un ávido oyente

No recuerdo exactamente cuando fue, escuchaba de todo y sin filtro alguno ( de lo cual no estoy orgulloso, pero así es la vida ), cuando un día de repente y sin buscarlo ellos me encontraron a mí. Ahora que empiezo a recordar creo que fue un día que acompañé a mi compañero de piso de la Universidad a la facultad de psicología (si a una fiesta, que manera de etiquetar todo eh? ), cuando me vi delante de aquel escenario y con aquel símbolo del diamante reflejando el arco-iris de un halo de luz blanco, siempre lo había visto pero no le preste antes mucha atención, no se si eran nueve o diez personas e hicieron el disco The Dark Side of The Moon entero, pista a pista, sin dejarse nada. Acabé con la boca abierta y con ganas de más, que manera de tocar (seguramente no eran virtuosos, pero a mi me pareció estar delante de los auténticos ).

Tienen mucho mérito, después de por lo que pasaron, una vida repleta de drogas de diseño, que se tomaban a puñados y sin ningún tipo de control alguno, y encima hicieron, no uno, sino muchos temas que hoy forman parte de la historia de la música.

Sobre Kiko Trujillo Morales

Co-Director de La Sexta Cuerda. La música es una parte importante de mi vida, amante de cualquier melodía que me haga seguir el ritmo con los pies, pero sobre todo muchas guitarras y bajos potentes, aunque como todos tengo mis guilty pleasures inconfesables. Como decía Bob Marley "Cuando la música te alcanza no sientes dolor".

¿Te gustaría darnos tu opinión o aportar algún comentario?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *