REPORTAJE: LA MÚSICA ES OTRA MOVIDA

ENTREVISTAMOS A HARI SAMA, MÚSICO Y DIRECTOR DE “ESTO NO ES BERLÍN” : “El cine que hago tiene que ver con el dolor y con la música siempre”

La película “Esto no es Berlín” del director mexicano Hari Sama ha triunfado al recibir cuatro premios en el 22 Festival de Cine de Málaga: la Biznaga de Plata Premio Especial del Jurado, la Biznaga de Plata Premio Especial del Jurado de la Crítica, la Biznaga de Plata al Mejor Actor de Reparto (Mauro Sánchez) y la Biznaga de Plata Deluxe a la Mejor Fotografía (Alfredo Altamirano). Hari Sama es un músico y un cineasta de vocación. Ha tenido numerosas bandas desde los 80 y su pasión por la música se plasma en su cine.

“Esto no es Berlín” narra la movida mexicana de una forma muy auténtica. Hari me cuenta que existe un gran paralelismo entre la movida mexicana de los 80 y la madrileña: “Yo no viví la madrileña, pero por lo que me dice todo el mundo, se parecen muchísimo. Pero te puedo contar que había un ‘after hours’ que no sé cómo dicen en España… Estos sitios a los que vas cuando todo cerró -añado: un ‘after’-. Un after, sí. Y allí me encontraba en un ‘after’ bastante ‘heavy’, de hecho era un ‘after’ al que iban los travestis cuando se había acabado todo en la calle. Y allí me encontré varias veces a Miguel Bosé y a Alaska, así que éramos primos hermanos”. 

Hari se despide a cámara con un gesto de rockero apasionado… ¡Larga vida al Rock’n’roll!

Entre risas, un sincerísimo Hari abre la doble ventana de sus pasiones y nos habla de su vena cineasta y su vena musical: “Soy músico, tuve bandas desde los 80, he tenido bandas de postpunk, de hip hop… Soy un amante absoluto de las dos cosas. El cine y la música están muy vinculados”. No es una sorpresa ver que este año, además, los Óscar estuvieron empapados de biografías de músicos. Vimos a Lady Gaga recibiendo un Óscar, es súper talentosa. La música y el cine están hermanadísimos. Y, de repente, me cuenta que para él la música es imprescindible en sus largometrajes: “El cine que yo hago tiene que ver con el dolor y con la música siempre”.

Hari sonríe con esa sonrisa tonta de un padre orgulloso, como si la música y el cine fuesen sus hijos univitelinos. Siento una admiración absoluta por cómo habla de su vocación, y prosigo: Y en cuanto al contenido, ¿qué titular crees que define lo que aporta la música al cambio de conflicto en una película? “El cine nació siendo todavía más cercano de la música que de los diálogos. El cine habla de lo importante que es la manera en que la música genera una atmósfera emocional”.

Y ahora viajo por mi mente y recuerdo la proyección de su película “Esto no es Berlín” hace unos días en el festival, un filme donde escuchar la música era la antesala de un cambio de conflicto en un guión muy logrado. Un cambio a golpe de vinilo, como antes. A golpe de vinilo fuma también el rockero de rizos (Carlos, el ‘prota’). La música tiene una omnipresencia brutal durante todo el largometraje. Como cuando se están drogando de pastillas con la banda sonora a golpe de batacazo que, da paso a los golpes de un coche al unísono. La música se utiliza para engrandecer esta historia. Con ella, cada golpe es más fuerte.

Y la protagonista femenina (Rita) canta “sexual promiscuity” a la vez que simula orgasmos en el escenario como si fuese una cantante de ópera: la Monserrat Caballé mexicana en La Movida. El filme muestra la escena mexicana más ‘undeground’, ‘¡wey!’. Ciertas escenas son muy ‘heavies’: un tío recitando un poema desnudo mientras otro le hace una felación… Otro pinchándose caballo mientras otro lo graba en súper 8… Y cuando Carlos prueba el ‘popper’ y se le dilatan las pupilas al son de música electrónica. Es lo que Hari define como “cine auténtico y autobiográfico”. Nico introduce a Carlos en la escena más ‘underground’ y le pinta los ojos de negro. Carlos alucina con cada secuencia, como si fuese un espectador más, y pregunta a Nico: “¿Sois todos gays o bi?”. Y Nico responde: “Somos gente divertida a la que le gusta hacer cosas divertidas”. Los ojos de Carlos se tornan en platos.

El hermanamiento mexicano-andaluz de este festival se respira en el ambiente, se nota hasta en las expresiones de Rita: “Es mi hermano chico, no te le acerques”. Sin embargo, la revolución está en la banda sonora que engrandece el contenido de una escena mexicana de drogas y de ‘party hard’, como si fuese un plano contrapicado dándole todo el poder al personaje a retratar. En otras escenas, la música es el epicentro en torno al cual gira todo, como en el concierto punk en el que ejércitos de pogos y de crestas bailan al compás.

Pero la música es educada y también sabe estar callada, como en la secuencia en la que Carlos se rapa con maquinilla de afeitar para seguir los cánones de La Movida. El silencio reina en su baño y raparse significa sucumbir a La Movida, ser como ellos, porque mola ser de La Movida. Y cuando ya sabemos que es uno de ellos, aparece Joy Division para celebrar de manera egregia este cambio de guión. Un aplauso para un guión sobresaliente de Rodrigo Ordóñez, Max Zunino y Hari Sama.

El filme retrata la Ciudad de México de 1986. Carlos, de 17 años, no encaja en ningún sitio: ni con los amigos del cole ni en su familia. Pero lo que sí encaja es el repertorio musical de la banda sonora. Un realismo mágico de La Movida más ‘underground’ recreada gracias a la B.S.O. de los siguientes magos: Joy Division, Roxy Music, Devo, Einsturzende Neubauten, Judas Priest, Clan of Xymox, Lightning Hopkings…

Para Carlos todo cambia cuando lo invitan a un mítico club nocturno donde descubre la vida nocturna subterránea: elpostpunk, la libertad sexual y las drogas que desafían la relación con su mejor amigo Gera y ya no os hago más ‘spoiler’ porque la reflexión sobre la amistad tiene momentos ‘gores’. Solo diré que la música es evasión. Como diría Carlos: “¡Qué ‘chingona’ está la peli! It´s fucking awesome!”. Fin del ‘spoiler’. 

 

Sobre María Ruiz Calvente

Redactora y Guionista en TVE @LA2 Programa cultural #Sobresalientes Periodista, viajera y festivalera. Me encanta la música y escribir sobre ella, sobre todo si es indie. El humor es mi filosofía.

¿Te gustaría darnos tu opinión o aportar algún comentario?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *