“Madrid, can you feel the funky music?” | Trombone Shorty + Cory Henry

Trombone Shorty y Cory Henry llenaron el Jardín Botánico de la Complutense de energía «funkadélica» e hicieron que nadie se quedara quieto en su sitio.

Trombone Shorty + Cory Henry

Cory Henry es un organista estadounidense que ha decidido seguir su carrera musical en solitario de la mano de la banda The Funk Apostles. Previamente, era un integrante del grupo fusión Snarky Puppy con el que consiguió dos premios Grammy. Su estilo es característico por ser una mezcla de blues, soul, R&B, Afrobeat, gospel y jazz.

Henry subió al escenario hacia las 21:30 para ir calentando el ambiente y lo que provocó fue un movimiento masivo de caderas y de risas entre todo el público; cosa que suele conseguir el artista principal. Comenzó interpretando dos versiones conocidas por todos: Talking’ Loud and Sayin’ Nothing de James Brown y Stayin’ Alive de los Bee Gees. En el escenario se encontraban Cory tocando un órgano Hammond B-3 y una pandereta, dos coristas, un bajo, una batería y unos teclados.

Trombone Shorty + Cory Henry

Una vez ya presentada la banda, continuó tocando Love Will Find a Way. La misma noche del concierto salía a la venta su nuevo EP Art of Love, y lo presentó cantando las canciones Our Affairs y Takes All Time. Se notaba la compenetración entre la banda y el cantante, y ese buen rollo fue bien recogido por el público.

Trombone Shorty + Cory Henry

Ya entrada la noche y con unos grados menos de temperatura, Cory Henry invitó al escenario al ganador del Pick Up Trade It All challenge, el francés Kaspar Jalily, a acompañarle a la guitarra para interpretar Trade It All. Este reto fue promovido por el mismo Henry, invitando a todos los músicos a improvisar sobre su canción. El premio era un doble pase a uno de sus conciertos en Estados Unidos y tocar con él en directo la canción. Tuvieron tan buen rollo que Kaspar viajó hasta Madrid para volver a tocar otra vez con el organista.

Cory Henry terminó el set cantando Send Me a Sign, subiendo el nivel en el escenario para Trombone Shorty, que no decepcionó ni dejó que ningún espectador dejara de bailar durante el resto del concierto.

Trombone Shorty + Cory Henry

¡Qué noche dio Trombone Shorty! Pero antes de empezar a contarla, quiero situar a este artista por si todavía no se ubica bien. Troy Andrews, más conocido por su nombre artístico Trombone Shorty, es un multinstrumentalista de Nueva Orleans que crea grandes temas mezclando jazz, soul, funk, rock y hip-hop. Y en directo, lo eleva a la enésima potencia.

Andrews empezó desfilando con 3 años con brass bands, y con 6 las dirigía. Toca el trombón, la trompeta, la batería y es vocalista. No es su primer paso por el festival Noches del Botánico, y se notó. Acompañado de la banda Orleans Avenue, Trombone Shorty trajo la fiesta más jazzera y funkera de Nueva Orleans a Madrid.

Trombone Shorty + Cory Henry

La actuación duró dos horas y se pudieron escuchar solos de todos los instrumentos que había en el escenario, unas intros alargadas y unos cambios de tema impresionantes. Todos los músicos tuvieron su protagonismo. La banda estaba compuesta por dos guitarras eléctricas, un saxofón y un saxofón barítono, una batería y una bajo decorado con bombillas. Trombone Shorty empezó su setlist con Buckjump, The Craziest Thing y On Your Way Down. 

Siguió interpretando temas propios como Here Come the Girls, One Night Only (The March), Tripped Out Slim Where It At. Ya a mitad del concierto, la energía fue aumentando -aún más- con el público cantando Lose My Mind. Se unieron a los cantos el bajo, las guitarras y por último la batería. ¡Pura magia! Y es aquí cuando preguntó a la capital: “Madrid, can you feel the funky music?”. ¡Vamos que si la sentían, a kilómetros! Qué maravilla escuchar el diálogo entre los dos saxofones y el trombón. ¡Vaya sinergia había en el Botánico!

Trombone Shorty + Cory Henry

Prosiguió con Backtatown, seguido de un solo de trompeta: Laveau Dirge No. 1. Y a partir de esta canción, el concierto volvió a aumentar de fuerza y pasó a ser uno de los mejores espectáculos musicales que jamás olvidaré. El trombonista aprovechó la ocasión para felicitar a uno de los saxofonistas, BK Jackson, y no le cantó el cumpleaños feliz de toda la vida… Le cantó In Da Club de 50 Cent. Comenzó un popurrí de canciones empezando primero con algunas notas en la trompeta de Livin’ La Vida Loca de Ricky Martin, mientras dirigía los movimientos del público. Continuó con los acordes de I Want You Back de los Jackson 5. Y el medley acabó con el saxofonista barítono, Dan Oestreicher, dándolo todo con Give It Away de los Red Hot Chili Peppers. El artista que es capaz de tocar unos temas tan diferentes de ese modo, merece una alabación… y la tuvo. Enorme Trombone Shorty.

Ya habiendo gastado el 70% de sus energías, tocó para finalizar Hurricane Season. Pero eso no fue todo… Para finalizar el concierto, Trombone Shorty hizo otros bises de popurrís. Esta vez empezó con un tema propio: Do To Me y lo mezcló con When The Saints Go Marching In. -Sí, la canción que todos nos sabemos de pequeños-. Se unieron los solos de cada uno de los instrumentos, destacando el solo del saxofonista cumpleañero que no paró de tocar durante 8 minutos.

Trombone Shorty + Cory Henry

Shorty volvió a cantar Do To Me en el popurrí, y esta vez que el público ya se sabía la letra, bajó del escenario a cantar con los espectadores. Se recorrió prácticamente todo el público y acabó subido a las gradas. Sin duda, uno de los mejores conciertos a los que he asistido en toda mi vida. Empezando por Cory Henry, que calentó los motores de una manera muy efectiva, hasta la pedazo de actuación de Trombone Shorty.

La velada más funk de las Noches del Botánico fue, sin lugar a dudas, de las mejores de esta edición. No ha podido haber una mejor unión de artistas en el resto de actuaciones.

Sobre Laura Palacio

Soy melómana y me muevo por las áreas del sector audiovisual y publicidad pero siempre intentando enfocarlo hacia la música. Creo que la gente que solo tiene un grupo favorito no es de fiar... Y los que te hacen elegirlo tampoco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *