Foto: Tomás Fernández de Moya

Rosendo se deja ver para inaugurar una calle en Bolaños de Calatrava

Con una barba de tres días y una sonrisa que le inundaba la cara, Rosendo Mercado, el padre del rock patrio por excelencia, apareció en las medianías de Ciudad Real para abrir la cortinilla que ocultaba un letrero que rezaba «Calle de Rosendo Mercado». Suena bien, a quién queremos engañar. Porque, de aquí a unos días, querremos caminar por la calle más rockera de España, a la vez que decimos a nuestros amigos que estaría bien el beber unas cervezas en el paseo de la persona más especial de Carabanchel.

Recibido por más de 200 personas llegadas de todos los puntos de Castilla La Mancha y del propio barrio de Carbanchel, incluidos algunos amigos y familiares, entre los que se encontraba su hijo Rodrigo, la primera frase que salió de su boca fue la de: «Estas cosas me dan mucha vergüenza». Y es que él es así, sencillo y sin alardes. Nunca se consideró un referente, aunque sepamos que lo es, en todos los aspectos. Si en su última gira de despedida, en la que llenó hasta la bandera todos los recintos elegidos para dicho tour, incluidos el Wizink Center de Madrid y el Palau sant Jordi de Barcelona, pues el bueno de Rosendo dice que no se merece esto. Créeme, te mereces esto y mucho más.

Acto seguido, declaró que, si bien fue Madrid la ciudad que le vio nacer, Bolaños será siempre el municipio que lleve en la sangre, al ser este el pueblo de sus padres, Aurelia y Julián: «Soy madrileño de nacimiento, pero bolañego de sangre y, desde ahora, también en el currículo». Por su parte, el alcalde Bolaños de Calatrava, Miguel Ángel Valverde, también tuvo unas palabras para el propio Rosendo y sus padres: «Aurelia y Julián, estén donde estén, se sentirán muy satisfechos de que de su hijo tenga una calle dedicada en su pueblo». 

Tras concluir el acto protocolario, esperaban sus fans de todas las edades, aquellos que desde ese 23 de diciembre se sienten huérfanos de no escuchar en los escenarios a esa Fender Stratocaster que tantas alegrías nos ha dado. Y, claro está, no faltaron las fotos y las firmas en camisetas, discos, guitarras, lo que tuviera uno más a mano para inmortalizar un día especial. Aunque no nos hacen falta calles para estarte siempre agradecido, maestro. Porque, al fin y al cabo, eres tú nuestro artista preferido.

Sobre Mario de Jaime

¿Hay algo mejor que abrir la aplicación de música de tu móvil, ponerte los cascos y cantar en voz alta pensando que tienes una voz angelical cuando en realidad cantas peor que un grillo mojado? Así se podría resumir mi día a día, porque si no estoy de esta guisa me encontrarás en cualquier concierto y en cualquier sala de por ahí. Por cierto, también toco una poco la guitarra y soy periodista, aunque creo que es lo menos importante.

¿Te gustaría darnos tu opinión o aportar algún comentario?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *