Second Sevilla

SECOND REINVENTA EL TIEMPO

La banda murciana vive su momento más apoteósico, después de tres años sin material nuevo y uno alejado de los escenarios

Vamos a jugar a “Pasapalabra”. Definición que empieza por “efe”: “Vigor, robustez y capacidad para mover algo o alguien que tenga peso o haga resistencia; como para levantar una piedra, tirar una barra, etc”. Tiempo para la reflexión… ¿”Pasaspalabra”? 3,2,1… ¡Se acabó el tiempo! Efectivamente, es “fuerza”. Si la has adivinado, el community manager de la RAE publicará un tuit orgulloso… “Fuerza” fue la palabra que más llegó a mis oídos al comienzo del concierto de Second. Se acercaba a ellos adoptando diferentes formas: “¡Vaya tela, qué fuerza!”; “¡ojú, vaya fuerza!”. Era una sala abarrotada de gente donde saltar era toda una cuestión de supervivencia. El hecho de hacer botar a los asistentes con tanto ímpetu desde el segundo tema, vaticinaba todo un conciertazo. Un espectáculo que comenzó “En otra dimensión”, y nos trasladó a ella, al universo Second, con cada tema. El quinteto ‘made in Murcia’ arrancó su tercer tema, “Mi primera vez”, con un directo desgarrador que nos dejó con ojos de búho y donde el vocalista, Sean Frutos, agarraba el micro como Julio Iglesias. Y lo sabe…

Second

A continuación, la voz de Sean nos regaló un billete de ida al futuro con el tema “2502” durante el que escuchamos corear un “teletransportémosnos a 2502”… Una canción que no rompía los esquemas habituales, que estaba basada en sus ex parejas, pero con el punto original de titularse como un videojuego. Y así conocemos uno de los secretos de los Second: un hobby común es que se pasan las horas jugando al “Fifa” en la furgo de la banda, entre concierto y concierto. Ya sabéis, cosas de ‘gamers’.

Second tiene algo muy bonito y es que piensan en equipo. Como si de los personajes literarios de “Los Cinco” se tratase, crean cada aventura musical precisamente entre “Los Cinco”. Aunque no tienen perro y no son familia, sí son cinco chicos que comparten millones de aventuras. El letrista es Sean Frutos (voz) y sus letras se adaptan sobre la base de las canciones que traen Jorge o Nando. Han hecho un retiro de dos meses en una casa de campo a las afueras de Murcia, han reído y hasta llorado al escribir las letras juntos, contaron en una entrevista radiofónica en Onda Regional de Murcia el pasado noviembre. “Somos muy de encierros y hemos tenido hasta 38 ideas de canciones”. Y, claro, no me extraña que de la unión nazca esta fuerza.

Para la autora de “Los Cinco”, Enid Blyton, el éxito de sus libros se debía a que conocía los lugares en los cuales los niños querían ‘refugiarse’ con la literatura. Es también en su ‘refugio’ donde los Second escriben canciones sobre lo que les pasa. Su refugio les lleva a retiros muy especiales, a “rincones exquisitos”, como ellos los llaman. Uno fue Murcia y otro Almería. Y allí estuvieron non stop desde las seis de la mañana hasta las cuatro de la tarde componiendo con su productor, Raúl de Lara.

Y como si ese refugio hubiese aparecido en el escenario por arte de magia, el Frutos más emotivo, de repente, se agachó. Un ejército de miradas de unos y de otros se aliaron, de cuatro en cuatro. Eran nuestras miradas disparando balas de sorpresa sin parar. Un Sean más cercano nos hizo cómplices de esta canción en primera persona contándonos, bajo el paraguas de una melodía, lo siguiente: “Hay alguien que maneja y al que no le caigo en gracia. Hace que suenen canciones cuando salgo por la noche, que me llevan hasta el fondo de cristales y de calles para tener que olvidarte”. Y como si estuviese soltándole toda la rallada a su novia, su tono iba subiendo y las frases cada vez escupían más sentimientos: “Debo haber sido hereje en alguna otra vida porque no me dejan tregua. Tú como siempre distante, yo al nivel de un inexperto. Tú observando el desastre en tu puesto desde lejos”. Una letra que enganchaba más y más por la fuerza de su narrativa, hasta que se desahogó del todo, literalmente y afónicamente: “Ven, ven, que ahora viene lo mejor. No te pierdas el final, no te pierdas. Ven, ven, porque tengo un nudo en la garganta que se me hace asfixiante. Tengo que sacarlo, tengo que soltarlo. Déjame que hoy te lleve a la costa de repente, hace un día radiante de principio de noviembre”. Una interpretación digna de un poeta asfixiado en su propia lírica o de un actor nada inexperto… No como ellos, que se consideran inexpertos en su terreno y así titularon esta preciosa canción llamada “Nivel inexperto”.

Ellos se ven como unos inexpertos. Entiendo que lo pensaran cuando empezaron a cantar en los 90, y en inglés, pero no lo fueron tanto porque hasta ganaron un concurso internacional de bandas en Londres, el Global Battle of Bands. Fue con su álbum “Pose” y eso les permitió girar por todo Reino Unido. Pasaron la fase europea de esta batalla de bandas y se alzaron con el primer puesto mundial. Dicen que fue un sueño. Y de ese sueño despertaron en España porque gracias a él se dieron a conocer en nuestro país. 

Y del sueño a la realidad, y de la realidad al subconsciente. Como si hubiese un diván en el escenario, los Second nos hicieron ser sus psicólogos. Sacaron sus miedos en “Contra Viento y Pronóstico”, y hasta nos contaron que les gusta escribir letras sobre personajes como en “Teatro infinito”. Pero lo que no podían evitar fue aludir a esa ex pareja, a esa compañera de vida, a la que invitan a marcharse juntos ‘a cualquier otra parte’, como Dorian. Y a ella le susurran: “Aunque sigo esperando esa frase, que se salte el guión que nos saque de aquí, y le haremos el amor al infinito”. ‘Hacerle el amor al infinito’… Una expresión de su último álbum, “Anillos y Raíces”, que ha conquistado el corazón de muchas Bellas y de muchas Bestias porque todos los que estaban a mi alrededor la coreaban con una sonrisa de niño con un helado en la mano, que no cabía en sus rostros. Curiosamente ellos se consideran “bestias”, confesó Sean, porque gritan muchísimo en cada canción. Sí… Mis oídos estuvieron en coma media hora después de que terminase el bolo.

Ninguno necesitamos traje de astronauta porque copamos los titulares nacionales de las noticias relativas al calor

Y después de tantos gritos apasionados, se hizo el silencio. El líder de los murcianos lo rompió para contar una anécdota: en todos sus conciertos anteriores en Sevilla había llovido, salvo en este. Y se dirigió a los sevillanos hablándoles de un tema tan común en las conversaciones de cada verano en Andalucía: “el caló” o “la caló”. El vocalista bromeó y comparó a los sevillanos con los murcianos: “Ninguno necesitamos traje de astronauta porque copamos los titulares nacionales de las noticias relativas al calor”. Y como si el calor les hubiese subido de verdad, desprendieron más fuerza aún en el siguiente tema con un Jorge (guitarra) más enérgico que nunca haciendo los coros, mientras demostraba su maestría a las cinco cuerdas. 

PELOS DE PUNTA CON EL ACÚSTICO DE “MÁS SUERTE”

Tras una procesión de aplausos y de “olés”, llegó un respiro…¡Menos mal! Este volcán de emociones disminuyó su erupción melódica hasta el punto de encuentro de Sean, de Jorge y de una sola guitarra. Era el momento de hacer magia acústica. “Más suerte” fue la afortunada. Nos puso los pelos de punta con cada susurro… Susurros que hasta repitieron varias fans a pocos centímetros de mí. Mis oídos me pidieron cambiarme de sitio, pero me hice la sueca y seguí prestando atención a un “Más suerte” en su versión más acústica. Un tema que habla de esos rollos que no fueron a más, de aquellos y de aquellas que no quisieron conocernos más, que se agobiaron y que optaron por el verbo más fácil: huir. A todos ellos, Second les lanzó este soplo de aire mitad optimista, mitad victimista: “Quizás tenga más suerte y me regalen otra vida en la que pueda conocerte, con más detenimiento… Y pueda susurrarte limando los detalles, buscando los sabores, quizás tenga más suerte…”.

Este ‘hit’ nos regaló retazos de ternura y un sinfín de aplausos que costó que se esfumaran, como los puñeteros ‘grumitos’ del Cola Cao. Y como esta canción deja hambriento a cualquiera, en el sentido de querer saber más: querer saber qué pasaría si se intentase esa relación fallida, la banda nos respondió en forma de letra y melodía con “Conocerte”. Los músicos hilaron las historias escondidas en sus canciones de manera sublime, como si hubiesen buceado en el mar de nuestros pensamientos respondiendo a nuestros interrogantes. “Conocerte” parece la continuación de esa relación que obedeció a “Más suerte” y se dio la segunda oportunidad de conocerse más, es decir, de conocerse de verdad. Es la trama de una historia de amor con unos diálogos que derrochan valentía: “Y salí a la calle buscando el encuentro, queriéndote descifrar. Quiero saber todo de ti, estudiarte intensamente. Cuéntame qué hacías. Me apetece oír cada minúsculo detalle. Quiero escucharte y desnudarte desde el comienzo, cuando no podía verte”. Y su final es una sentencia y una oda al popular refrán “Quien no arriesga, no gana”: “Limitémonos a ver los acontecimientos que se escapan y huyen de la norma y de la probabilidad”. Es decir, juégatela, no pienses. Sé valiente. La felicidad es el premio de los valientes. Como decía el poeta argentino José Luis Borges: “Entre las cosas hay una de la que no se arrepiente nadie en la tierra. Esa cosa es haber sido valiente”.

EL AMOR, EL TEMA LÍDER Y NO ‘SECOND’ DE SU CANCIONERO

Second trata temas universales y el más común es el amor. Parece que es el valiente el que sale más tocado de una ruptura. Pero la peor herida es la del otro. La del que no se atreve. El que se lo guarda todo sin darse cuenta de que guardándose está perdiéndolo todo. El cobarde vive en un mundo de condicionales que nunca son. Diría. Abrazaría. Haríamos. Y no abraza. Ni dice. Ni hace. Porque el cobarde prefiere su presente continuo en constante repetición. El cobarde vive como en la rueda de un hámster, dejando que la inercia decida por él. Ahí está la diferencia: el cobarde cree que llegará el momento y el valiente se atreve a construirlo. Quizá el cobarde solo tiene miedo del dolor…

Y tras desnudar nuestra alma y llevarnos a sus historias, de pronto, se apagaron las luces y el azul del cielo amaneció progresivamente hasta tornarse en un azul intenso y brillante, pero sin nubes. El baile de nubes venía a cargo de los murcianos virtuosos del bajo y de la guitarra que se marcaron un ‘mano a mano’ celestial, como cuando nos vamos de fiesta con nuestro mejor colega y lo recordamos como una noche épica, y muchos ‘hashtags’ en la foto. Sí, #bestfriends.

Después de esta intimidad que se crea entre dos, no pudieron elegir mejor momento para emocionarnos y llevarnos hasta su “Rincón exquisito”: “Desde aquella habitación, desde aquel rincón tan exquisito, lanzamos un mensaje para todo el universo. A través de aquel calor, yo me transmito al exterior, por tus gestos, en tu arte, por los nuestros, en tu forma de entenderlo”. La popular “Rincón exquisito” ha conquistado las ‘playlists’ y, hoy por hoy, es la ‘reina’ de Second en Spotify, con casi 7 millones de ‘súbditos’ en sus reproducciones. En cambio, ellos mantienen que tienen un “Nivel inexperto”, como el segundo tema de su palmarés, lo que les hace aún más grandes.

Estos murcianos ‘inexpertos’, que nacieron en los 90, llevan 22 años haciendo música y ochos álbumes a sus espaldas. Han cruzado el charco en varias ocasiones, han grabado hasta un videoclip con sus fans, han rodado escenas de sexo en una de sus canciones… Son cinco murcianos que cuando comenzaron se creyeron tan inexpertos que hasta se autodenominaron “Second” porque siempre quedaban “segundos” en los concursos de bandas. Un nombre elegido con mucha humildad con el que han llegado muy lejos. Este 2019 los veremos en casi todos los carteles de los festivales españoles, así que atentos. Y ojo, que se han tomado muy en serio el volver a dar guerra, después de un año sabático de vacaciones de los escenarios -tras 12 años ininterrumpidos ya tocaba- y tres años después de su último disco. Desde hace unos meses cuentan con un nuevo equipo formado por The Music Republic y Eo Música. 

“Mira a la gente” fue el primer avance, candidato a convertirse en uno de los clásicos de la banda… Tres años después, se reintentan con su octavo álbum “Anillos y raíces”, un sólido trabajo con 10 canciones que mantiene la esencia musical de la banda acertando de lleno, una vez más. 

Ya podéis desabrocharos los cinturones, ya hemos aterrizado… En este viaje musical los murcianos nos regalaron un billete de ida, pero ahora voy a llamarles y les voy a decir que en el billete de vuelta se cambien la casilla del nombre “Second” por otro que les acerque a lo que ahora son: una banda ‘de Primera’. 

Sobre María Ruiz Calvente

Redactora y Guionista en TVE @LA2 Programa cultural #Sobresalientes Periodista, viajera y festivalera. Me encanta la música y escribir sobre ella, sobre todo si es indie. El humor es mi filosofía.

¿Te gustaría darnos tu opinión o aportar algún comentario?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *