Los días raros

Sin tocarnos pero juntos

Como la canción de Vetusta Morla, “Los días raros”. Son días raros. Como un lunes de mierda. Como un Blue Monday. Como un día gris. Pero son muchos días grises seguidos. Este es el sentimiento escondido, o no, en millones de corazones que no entienden de ideologías, que no entienden de colores. Por fin somos todos iguales, colegas. ¡Qué bonito y qué triste a la vez! Entre tanto mar de negatividad y de catastrofismo, debemos imaginar un barco con banderas de optimismo y de positivismo. Solo así nuestra mente saldrá de esta, como dice Santi Balmes, y evitaremos un Titanic.

Muchas personas de mi entorno están tristes y ya han llorado por la situación. Me preocupan. A ellas les dedico estas líneas.

La sensación de pesadilla es tal que en este cuarto día muchas personas de mi entorno están tristes y ya han llorado por la situación. Me preocupan. A ellas les dedico estas líneas… Sí, echamos de menos pasear por cualquier lugar, tomarnos esa cerveza con nuestro amig@, trabajar, reírnos en la oficina con nuestros compañeros, ir a correr. Y lo que peor llevo yo: parece que hace media vida que no nos abrazamos ni nos besamos. El contacto ahora es simplemente chocar con el codo y con orden de alejamiento. ¡Qué triste pero qué fuertes estamos siendo y qué orgullosos tenemos que estar de nosotros mismos por habernos sabido acostumbrar a este cambio radical de vida en tan solo unos días! Pensad que es muy difícil acostumbrarse a otra rutina, pero es todavía más difícil acostumbrarse a no tenerla… Pues eso, que estamos vivos y eso es un regalo.

Demos más regalos: una videollamada a ese amigo con el que hace tanto tiempo que no hablas. Demos más regalos: una videollamada grupal con tu grupo de amigas, y con el otro grupo, y con tu familia, con tus compis de trabajo… Eso es vida, es felicidad, es amor. Demos más regalos: decirles a tus padres más veces “te quiero”. Demos más regalos: animar a tus abuelos; a ellos les pidieron ir a la guerra y a nosotros nos han pedido que nos quedemos en casa… Hazlo por ellos, por favor.

Valoremos más a las personas a las que llamamos por videollamada, esa gente es la familia que eliges. Son tus amigos, son tu gente. Como dice el eslogan de mi querida Aragón TV: #SinTocarnosPeroJuntos. Amigos, todo volverá, tardará más o menos, pero volverá. Hagamos de estos días “raros” unos días “para las cosas pendientes”. Las pequeñas cosas que ahora no tenemos volverán, pero debemos valorarlas cuando vuelvan. Este parece el shock de regresar de un voluntariado en un país desfavorecido. Creo que esta situación nos va a hacer mejores personas a todos. ¡Resistiremos, colegas! ¡Humanidad 1-Coronavirus 0!

Sobre María Ruiz Calvente

Redactora y Guionista en TVE @LA2 Programa cultural #Sobresalientes Periodista, viajera y festivalera. Me encanta la música y escribir sobre ella, sobre todo si es indie. El humor es mi filosofía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *