Sonic Sisters

SONIC SISTERS – SONIC SISTERS

Lo mío han sido siempre los guitarrazos, y la música electrónica… pues lo cierto es que no me acaba de encantar (salvo The Prodigy, que me entra una cosa mala en el cerebro). Cuando oí la primera vez que había un grupo heavy que mezclaba los riffs con teclados techno, torcí el morro: ese grupo se llamaba Rammstein y me cambió la vida. Hoy tenemos Sonic Sisters, un grupo no tan destroyer, más elegante, pero de indudable calidad. Un, dos, tres, ¡confussion!

Mirror Mirror. Sonic Sisters empieza sin preámbulos. El primer flashazo que viene suena un poco pop, Sexie Sadie por ejemplo. Cuando entran las voces estoy pensando en where the streets have no name, de U2. No llevo ni cuarenta segundos y el disco se me ofrece muy sugerente. Una voz contundente y el bajo llevando la melodía, dejando la guitarra como un acompañamiento, una “decoración” me hace acordarme todo el rato de The Joshua Tree, que tendría que ser materia obligatoria en los colegios.

Vértigo. Aquí Sonic Sisters sacan a flote ese ramalazo electrónico del que hacen gala. Marcelo, al que ya he bautizado como el Ron Harper del rock, cambia completamente de registro con respecto a BichoZ, entregado a un sonido más de sesiones replicantes, pero sin olvidar la contundencia en el golpeo de otros estilos más rockeros. Seguramente el tema más potente del disco: la voz, muy glam rock; la batería, como una locomotora, reventando el charles, de fondo; los teclados, pura electrónica lo que les da un sonido a lo Depeche Mode mezclado con Cycle que hace imposible no mover la cabeza.

Are you ready. Tiene ingredientes comunes a la anterior, pero en este tema las guitarras han ganado fuerza y la batería toma un cariz de ese rock de los 90 con el que me crié y que para mí es el inicio de los tiempos. En cuanto a la voz, tengo en mente a New York Dolls, a Stone Temple Pilots, a Velvet Revolver. Tiene ese aura chuleta del punk pero a la vez se muestra potente, con ganas de corear.

Walking down the line. Epifanía al canto. Igual no se parecen nada, pero lo veo clarísimo. Correos, un grupo donostiarra, tiene una canción, Animal salvaje, que hicieron célebre en Qué vida más triste… No es un parecido de plagio, es más la construcción. El bajo es el eje de la canción. A su lado, contundente, la batería, y por encima una voz y unos punteos de guitarra que le dan la fuerza necesaria a la mezcla.

Cyber city girls. Si hay que buscarle un estilo: metal industrial. Muy a lo Rammstein en algunos pasajes de weisses Fleich. La batería, más monolítica que de costumbre, deja paso a un bajo arrollador y unas guitarras tralleras sobre las que revolotean melodías más techno. Está entre Cycle y Correos, con la voz de The Donnas. Ser un grupo en el límite de varios estilos tiene estas cosas, que me explota la cabeza tratando de identificar los ingredientes en cada sorbito del disco.

Scars. Unos teclados muy Depeche Mode, con unas guitarras “encerradas” en el compás de la batería, un bajo como siempre discreto, pero llevando el peso de la canción y unos coros muy rockeros, casi grunge, como cuando Kurt Cobain estaba a diez segundos de estrellar la guitarra contra el escenario.

¿Ya ha terminado? Veinte minutos, seis canciones. Viviendo en un terreno de nadie, sin un estilo que los enmarque, bebiendo de un sinfín de fuentes de las que sólo he bosquejado las que más familiares me resultan. Sonic Sisters es uno de esos grupos que no deberían gustarte, que no están en tu rollo, pero molan. Sin ser ningún experto en música electrónica, o en música que bebe de la electrónica, me flipa Depeche Mode, me encantan Nine Inch Nails y The Prodigy es como una bomba de adrenalina estallando en mi lóbulo frontal. Música para disfrutar, y la pena es no haberlos visto en directo… aún.

Última parada, los enlaces:

Facebook: https://www.facebook.com/sonicsisters

Instagram: https://www.instagram.com/sonicsisters/

Bandcamp: https://sonicsisters.bandcamp.com/

Twitter: https://twitter.com/sonicsisters1

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCqizK5EChoGsqqwV1RFkC6w

 

Gente sincera, cercana y accesible. Así da gusto.

Sonic Sisters

Sobre Teodoro Balmaseda

Escritor de ficción y crítico desde la admiración. Si te gustan mis reseñas, prueba 'Buscando oro' en tu librería o ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *