Música en Twitch
Salud Auditiva

Salud auditiva

Salud auditiva y la importancia de tapones para conciertos y festivales

Pocas personas usan tapones de oídos en los conciertos o a festivales. Y la mayoría de nosotros terminamos con un zumbido molesto que nos impide escuchar bien por varias horas. Pero en algunas personas, este pitido o esa pérdida auditiva no desaparecen. Es por ello que los audiófilos y profesionales del sonido utilizan tapones o cascos protectores cuando están en conciertos.

Los amantes de la música tienen muchas opciones para protegerse los oídos sin tener que dejar de acudir a festivales de música o conciertos. Y es que no solo existen los típicos tapones de goma que sirven para proteger de ruidos, para evitar que entre el agua al nadar, etc. En la actualidad existen protectores diseñados especialmente para música para que no te pierdas de nada.

En este artículo os contamos un poco sobre la importancia de usar tapones de oídos y también sobre algunos de los mejores tapones que puedes encontrar. Si quieres saber más sobre este tema, puedes consultar este artículo especializado en tapones para conciertos.

¿Por qué usar tapones para los oídos?

Según la Organización Mundial de la Salud, una persona puede exponerse a sonidos de hasta 85 decibelios (dB) durante ocho horas al día sin arriesgar su salud auditiva. No obstante, sonidos de 100 dB en adelante solo son seguros durante treinta minutos al día. Si tomamos en cuenta que los conciertos o discotecas de media proyectan el sonido que ronda los 100 dB, estamos hablando de un serio riesgo para la salud del que la mayoría de las personas no es consciente.

Acúfenos o tinnitus

Uno de los principales problemas derivados de escuchar música a volúmenes excesivos es el tinnitus, también conocidos como acúfenos. Se trata de zumbidos o pitidos en los oídos que la persona afectada escucha pero que no existen realmente. Los acúfenos no son realmente una enfermedad sino un síntoma de varias patologías y sus causas no se conocen completamente. No obstante, se sabe que entre los desencadenantes se encuentran los traumas acústicos (disparos, explosiones, exposición prolongada a ruidos demasiado altos, como música a altos volúmenes, aviones, construcciones, etc).

El tinnitus puede aparecer y desaparecer repentinamente. No obstante, en algunos casos pueden durar meses, años e incluso no desaparecer jamás. Este problema afecta sobre todo a personas mayores pero en los jóvenes la prevalencia está aumentando precisamente por la tendencia a escuchar música a volúmenes muy altos. Además, su tratamiento es muy complicado y en muchos casos no se encuentra una cura.

Pérdida de audición

Es común que después de acudir a un concierto o de una noche de fiesta escuchemos mal. Y en la mayoría de los casos esta especie de sordera desaparece en cuestión de horas. No obstante, en algunos casos la pérdida auditiva no desaparece y la persona afectada no vuelve a escuchar como antes.

La pérdida de la audición puede darse también progresivamente y tomar mucho tiempo hasta que la persona comienza a notar que ya no escucha tan bien como antes. La forma de prevenir que esto suceda es escuchando música a volúmenes decentes cuando estamos en casa o usamos los auriculares. En el caso de aquellos lugares en los que no podemos controlar el volumen de la música, lo más recomendable es usar tapones para conciertos.

¿Quiénes deberían comprar tapones para conciertos?

Cualquier persona que quiera acudir a un concierto o festival debería usar tapones, especialmente si sabe que estará cerca de los altavoces. Las personas que van con frecuencia a clubes nocturnos, discotecas, bares, etc., tienen también razones para protegerse puesto que sus oídos están expuestos a volúmenes peligrosos constantemente. También los músicos y el personal que trabaja en giras y conciertos.

Los mejores tapones de oídos para conciertos

Existen varios tipos de tapones diseñados especialmente para escuchar música, que son los que más recomendamos para conciertos. Los más simples son los protectores auditivos con filtro acústico. Lo mejor sobre estos tapones es que te permiten escuchar todas las frecuencias del sonido pero a menores decibelios, amortiguando la música pero conservando toda la calidad acústica. Son pequeños, transparentes,fáciles de usar y generalmente son hipoalergénicos.

Los protectores auditivos hechos a la medida son otro tipo de protección contra ruidos fuertes. Los elabora un profesional siguiendo un molde del pabellón auditivo del paciente. También atenúan los decibelios pero conservando todas las frecuencias sonoras de la música. Algunos modelos cuentan con una pequeña rueda para aumentar o atenuar el sonido, mientras que otras vienen con filtros que sirven para atenuar determinada cantidad de decibelios.

Otros tapones con tecnología de punta son los protectores auditivos electrónicos. Estos cuentan con un sistema que detecta sonidos que sobrepasan los niveles seguros y los atenúa de manera automática. También puedes activar esta función de manera manual si vas a un concierto. Estos audífonos también son capaces de aumentar la intensidad de los sonidos demasiado débiles, así que son perfectos para personas que sufren de pérdida auditiva.

En cuanto a los tapones para oídos comunes hechos de goma o de espuma, debemos decir que no son los mejores para escuchar música. Por un lado, no permiten escuchar la música ya que no dejan pasar todas las frecuencias sonoras. Por otro lado, bloquean efectivamente los sonidos agudos pero hacen poco contra las frecuencias graves, que son las que más dañan la audición. Si no tienes otra opción, son mejores que no usar nada. Pero si tienes la oportunidad, compra unos protectores con filtro acústico, que son baratos y efectivos.

Sobre Justo I. Fernández

Director de La Sexta Cuerda. Apasionado de la música, enamorado del rock, amante del periodismo. Con años de experiencia en el sector audiovisual, trabajando dentro y fuera de España, me embarco en este sueño tan bonito que es La Sexta Cuerda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *