The Buyakers Rock

«Entidad cuernos», el cuarto asalto de The Buyakers

Recién salido del horno el cuarto disco de los manchegos The Buyakers, después de su exitoso experimento del concierto sinfónico «Donde caben dos…» vuelven con una nueva colección de canciones grabadas de nuevo bajo la tutela de Miguel Ángel Hernando Lichis.

Lo suyo sigue siendo el rocanrol abierto a diversas sonoridades, y si bien su anterior entrega de estudio «El bar de los muertos» tenía un deje más swing, cabaretero de New Orleans, aquí nos encontramos con una orientación más Western que queda clara desde el título hasta la portada del disco. «La solución» abre el disco con un acelerado corte con dejes bluegrass y una labor de su trompetista Johnny muy tarantinesca. «Herida y sal» ha sido elegida como single, rock directo con matices blueseros que evoca a los últimos trabajos de Fito & Fitipaldis. «Éste camino» es un corte fronterizo de aire tabernero al que acompaña a la perfección la emotiva letra, el acordeón le aporta un carácter más añejo si cabe, a destacar el tramo final con Walkin bass así como el ritmo compuesto.

«Duelo en la entidad» es un intermedio instrumental de lo más solemne que bien podría haber firmado Ennio Morricone que nos da paso a «Entidad cuernos» que da título al disco con un tema de aire misterioso western con coros muy participativos y un estribillo de éxtasis, mimbres de convertirse en un clásico en sus directos. «Mi motor» es un tema con estrofas swingueras y un estribillo abierto altamente coreable con tramos que parecen una Big band. «Van pasando los años» es un conglomerado entre rockero que recuerda a la línea de su anterior trabajo. «Cuando todo vaya mal» es un rocanrol más enérgico de aire sureño con un simpático guiño a Hombres G y un adictivo estribillo. También hay cabida para el funk con «El rey de la inquietud» en donde se lo llevan a su terreno aportando su personal visión. «Jazz suicida» huele a taberna oscura, llena humo con gangsters observándote, misteriosa y sofisticada con un intenso final y unos bonitos coros femeninos. «Rocker man» es pura marcha rocanrolera de sonoridad swing. El trabajo cierra con el bonito blues reposado cadente de «Para todos menos para mí». Un paso adelante de una trayectoria ascendente.

CRÓNICA THE BUYAKERS + PAULIÑA

Sobre Discos de Ayer y Hoy

¿Te gustaría darnos tu opinión o aportar algún comentario?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *